Wonder Woman

La complejidad del ser humano es capaz de llevar a diferentes países a la guerra. La Gran Guerra fue una de las contiendas bélicas más devastadoras de todos los tiempos y nos acercó al borde del abismo. El mundo se colapsó y de ello queda el terrible recuerdo de lo que pasó y el miedo hacia lo que podría haber ocurrido. 
Estos son los episodios que marcan la historia. Condicionan nuestra forma de afrontar los conflictos y se quedan grabados de forma permanente en la memoria colectiva.
Los superhéroes son un reflejo del vacío de justicia en los conflictos armados. De esta clara necesidad de justicia, nacen las figuras de grandes guerreros, con grandes poderes, que se encuentran por encima del bien y del mal y que, a pesar de todo, apuestan por luchar en el bando de la luz. 
Wonder Woman habla de la necesidad de volver al pasado para reflexionar sobre los riesgos que entrañan las guerras y, por supuesto, de cómo el papel de la mujer en el mundo está cambiando. Ya son pocas las historias que hablan sobre damiselas en apuros que esperan a que la figura de un salvador o un príncipe las rescate. 
El mundo se configura de acuerdo a las necesidades de cada tiempo y, lo que está claro, es que la época en la que vivimos está modificando el papel de la mujer en la sociedad, dirigiéndose de tal forma hacia valores como la igualdad y la independencia.
La fuerza (o la brutalidad) del hombre ha servido muchas veces para crear conflictos. Estos enfrentamientos marcan la historia, que está escrita por los mismos hombres que luchan en esos conflictos. 

Wonder Woman plantea una alternativa a un modelo de pensamiento que se queda anticuado y la gran pregunta que surge a raíz de sus diferentes tramas no solo hace referencia a qué habría pasado si los alemanes hubieran ganado la contienda, sino a cómo hubiera beneficiado el papel de la mujer en los acontecimientos que tuvieron lugar en este delicado momento de la historia (probablemente, las consecuencias de estos enfrentamientos armados hubieran sido menores).
No obstante, es solo una película de superhéroes, sin ningún tipo de pretensión de acercarse a la trascendencia, sino con la clara intención de entretener.
Image
Fotograma del tráiler de la película (Warner Bros. Pictures y DC Films)

La cinta da forma a un relato entretenido y es una de esas películas propias para el verano. Sin dejar de tener en cuenta su gran coreografía técnica, con unos efectos especiales propios del mejor cine de superhéroes, la actriz que da vida a Wonder Woman, Gal Gadot, se lleva todo el protagonismo.
Gadot es una actriz y modelo israelí que ha llegado a representar a su país en el concurso de Miss Universo. Se inició en el cine con las películas de Fast & Furious o en la cinta Triple 9. Completan el reparto Chris Pine, Robin Wright y la española Elena Anaya.