Ventos Metódicos: la segunda vida sostenible de los molinos eólicos

Tubigú

El planeta tierra vive un punto de inflexión en cuanto al medio ambiente. El debate sobre la sostenibilidad y la necesidad de reducir la contaminación a todos los niveles está sobre la mesa y ya todo el que puede va poniendo su granito de arena. Es el caso de Ventos Metódicos, que más que un granito, está tratando de echar un buen cubo de arena en un sector que lo pedía a gritos y que, casualmente, es un sector sostenible: el de los molinos eólicos y, concretamente, el fin de la vida útil de las palas.

Para conocer esta labor de economía circular, de sostenibilidad y de huella de carbono cero de esta empresa, hablamos con Álex Costa Escuredo, director de Comunicación y Relaciones Institucionales de Ventos Metódicos y de Sostylair, la parte más comercial de esta empresa y que da salida al trabajo que se hace con las palas de los molinos de vientos.

Ventos Metódicos

"Es una empresa innovadora que se ciñe en la sostenibilidad y se encarga de otorgar una segunda vida a las palas de los molinos eólicos. Segmentamos las palas para poder obtener un nuevo producto, en este caso mobiliario. Podemos llevar a cabo un proceso en el que las palas se someten a una transformación innovadora y sostenible. En fábrica ya se perfilan, se pintan o se moldean en el caso que el corte no haya quedado raso. "Sabemos que la pala es muy difícil de transportar. Nosotros quisimos reducir ese gasto a través de un camión que se traslada al parque eólico y va cortando las palas en función de los muebles o porciones o materiales de construcción que deseamos que salga. En vez de transportar una pala de 150 metros por una carretera, transportamos un camión lleno de partes de esa pala. Se reduce el coste y la logística es menos compleja".

Sostylair

"Es nuestra marca comercial. Al fin y al cabo, lo definimos como sostenibilidad 360º. Sostenibilidad, estilo, aire (Sostylair). El aire transformado en sostenibilidad, esa es la esencia.  A través del reciclado de las palas obtenemos mobiliario exclusivo, ya sea urbano, de oficina, doméstico o materiales para la construcción".

Idea original

"Surge porque España va un poco a rebufo en materia de sostenibilidad y de energía eólica. Estamos en un momento de cambio bastante positivo, basado en la economía circular, en la sostenibilidad, en la reutilización, en la huella de carbono cero… Quisimos trasladar esos conceptos a nuestra empresa y vimos la posibilidad de, en vez de enterrar o tirar todas esas palas, le quisimos dar una segunda oportunidad a ese proceso. Las palas no se reciclaban. Utilizamos a groso modo todo ese material que nos da la pala para darle una segunda vida útil".

Material y peso de las palas

"Evidentemente, una pala de un molino eólico pesa y algunos piensan que igual está hecha de hierro… No tiene nada que ver con lo que imaginamos. Nuestros muebles están hechos de diferentes telas, de fibra de vidrio, de resina de poliéster o de epoxi, de madera de balsa o foam, masilla y puntura. Eso es lo que contiene una pala eólica. Esos materiales algunas veces son difíciles de reciclar. Nosotros lo único que hacemos es moldearlos. La punta de una pala, la cortas, y ya podrías tener una mesa, por ejemplo. Al fin y al cabo, no tratamos con procesos químicos, sino con procesos físicos, y eso es muy importante porque nos basamos en esa huella de carbono cero, en esa reutilización y sostenibilidad que no produce un efecto nocivo al medio ambiente. Las pinturas también son sostenibles".

Seguridad

"A parte de todas las acreditaciones de sostenibilidad, tenemos la acreditación de la UE que permite vender todos estos muebles. Están sometidos a procesos de resistencias, que garantizan que va a resistir. Es un material nuevo, pero los muebles han pasado todos los procesos de seguridad".

Vida de las palas

"Generalmente, los molinos eólicos presentan una modificación cado cinco o siete años, pero es a partir de los 15 años, cuando las empresas cambian las palas, aunque es muy difícil que una pala dure esos 15 años. Se quedan obsoletos los molinos. Al fin y al cabo, es una tecnología que está en auge y en continua progresión y salen modelos más aerodinámicos. Es interesante, porque ahora estamos en una etapa jugosa, porque esas palas están empezando a presentar problemas. No hay una ley exacta para cambiar las palas a los 15 años, sigue un procedimiento".

Ámbito de trabajo

"Afortunadamente, tenemos una proyección internacional. Nos podemos dirigir a todos los parques eólicos de Europa. Sin ir más lejos, tenemos trabajadores en Alemania y Francia. Es cierto que colaboramos con empresas americanas, sobre todo en América Central, pero nuestro ámbito es europeo. Nuestra sede está en Portugal, que es donde se produce, y en España donde se distribuye. Es una empresa hispano-portuguesa. Nos basamos en el trabajo transfronterizo, en la colaboración entre dos países".

Sector en crecimiento

"La UE está trabajando mucho en materia de sostenibilidad y medio ambiente y es un sector bastante en auge, sobre todo en España. Los primeros parques eólicos en España se empezaron a hacer de manera industrial, en torno a 2005. Antes existían, pero no como hasta ahora. La UE está trabajando bastante para que el usuario pueda disfrutar de esa energía sostenible, que aquí en España está yendo un poco más lento, pero en eso trabajamos desde Ventos Metódicos, no solo para que la energía sea sostenible, sino todo lo que sale de esa energía se pueda reutilizar y pueda tener una segunda vida útil".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...