Las urgencias de Blas, la luz de Manuela y la confianza de Ciudadanos

En las urgencias de Blas

Que no en la fiesta...donde todo el mundo salía con unas cuantas copas de más. Blas Trujillo, nuevo Consejero de Sanidad, vaya tarea tiene por delante. A la situación del Covid-19, la falta de recursos y un sinfín de perrerías, que harían al más común de los mortales salir corriendo, se une ahora la “bomba lapa” de las Urgencias del HUC, donde tiene una buena “fiesta” armada tras el cese injusto y estúpido del Dr. Guillermo Burillo.

Como dicen en Colombia, hay armado un buen “mierdero”. Menos personal, (hasta un médico menos por turno) y ya huele a fuga de profesionales altamente cualificados. De hecho, las peticiones de cómo tramitar una excedencia o cambios a otro Hospital, van aumentando. Cuídese, Consejero, de quienes dirigen ese hospital. Le han desarmado un modélico servicio de prestigio nacional. Simplemente, dese una vuelta, y pregunte a sindicatos y personal. Se le pondrá la cara colorada. Ha demostrado ser usted un magnífico gestor. Lo hará bien...por el bien de todos.

En la Luz de Manuela...

La luz que falta en Educación, donde nadie, a día de hoy, sabe nada. Manuela Armas, nueva Consejera, tendrá que aportar esa sabiduría y mano izquierda que los Dioses le dieron. Tiene a Profesores, familias, sindicatos y hasta el Tato, tapados bajo una manta a la espera de cariño y una luz que los guíe. Saque la luz Manuela. Que ilumine ya porque el tiempo apremia. Usted sabe rodearse de gente válida, haciendo bueno aquello de: “para ser la mejor, me tengo que rodear de los mejores y no de mediocres”.

Desde luego el suyo no será “Verano Azul”, lo recordará siempre, como a Chanquete. Seguro que habrá pensado (si en algo le conozco) aquello de, “el curso, echa andar como Dios manda, en Septiembre”. Hoy voy nombrando demasiado a “Dios” ¿no?, ¿me estaré volviendo devoto de las causas perdidas?

En la Confianza de Ciudadanos...

Patricia Hernández, alcaldesa: “confío en que Cs mantenga el pacto de gobierno en Santa Cruz”. ¿De verdad confía alcaldesa...? Confiar en Cs, o más bien en Evelyn Alonso, concejal supuestamente Ciudadana, es como confiar en que un gato vea un ratón y no se lo chasque. Los aires Ciudadanos, tan de olor a lavanda hace años, se han transformado en tufo a quemado. Un partido, que se mueve como el gallo-veleta, garantizando que, en Santa Cruz, con su supuesta concejal, “No pasará nada y que no apoyará una moción de censura”, ha dicho el secretario general nacional de Cs, Carlos Cuadrado. Correcto, una cosa es que Cs no la apoye, otra que la Sra. Alonso haga caso. El Sr, Cuadrado haría bien en mirarse unos cuantos tutoriales sobre los “meneos” de la política canaria.

La confianza de Patricia puede ser tan inerte como las instrucciones que los “naranjitas” den a su concejal. Evelyn Alonso ha hecho lo que más puede desconcertar a todos: desaparecer. Y quien desaparece, tiene mucho tiempo para meditar acerca de la vida, las humillaciones, la confianza, e incluso idear el más elegante retorno a escena. Ése que se sirve en plato frío.