Comercio y opacidad

Si de algo se puede caracterizar la acción del nuevo Gobierno de La Laguna en cuanto a la gestión del área de Comercio se refiere es la de tener un afán de publicidad y propaganda de una acción nula o inexistente. Y cuando se dice publicidad no se trata de publicidad veraz y transparente, todo lo contrario; el área de Comercio se está caracterizando por ofrecer información confusa y, en muchos casos, creando expectativas dudosas desde el momento que se declara la situación de alerta por el Covid-19.

Una situación que Coalición Canaria no puede dejar pasar de largo, pues se está jugando con un sector formado por servicios, comercios, transportes y hostelería que supone el 84% de la economía del municipio y afecta a casi 10.300 empresas laguneras y sus familias.

Desde el pasado 19 marzo se ha venido informando reiteradamente, y en la última carta que la concejala ha obsequiado a sus destinatarios siempre por vía virtual se repite, que se está trabajando en las bases de una convocatoria de subvenciones para los gastos de autónomos y pymes del municipio, y que la convocatoria saldrá públicamente en las próximas semanas. 
Se dice semanas en una carta sin fecha, expuesta en redes sociales el 4 de mayo. Ya pasamos los 50 días de ese compromiso público de 3 millones de euros que no llega a su destino. El engaño a autónomos y pymes continúa su curso.

Por señalar lo más reciente, habla la concejala de que se van a distribuir pantallas protectoras a los comercios. Se entiende que es “a los comercios” y no para los comerciantes. Se ha dejado en el aire de qué se trata: ¿pantallas faciales, pantallas separadoras? Ya se aclarará.
 

Pero la incógnita es qué criterios se establecen para su reparto, lo que delata una falta de transparencia, pues se dice que se debe escribir a un correo electrónico, en un plazo de 3 días cuando se abra una convocatoria que aún se desconoce fecha y hora. Todo queda en el aire.
 
Se dice que se sigue promocionando la plataforma de comercio, que sepa que se trata de una app que se creó por el área de Comercio cuando CC cogobernaba con el PSOE, por lo tanto un instrumento ya creado, que la nueva concejala ha querido arrogarse diciendo que la puso en marcha a la semana de declararse el estado de alarma, cuando en realidad la activó el primero de abril, más de dos semanas después del decreto y cuando diversos ayuntamientos ya publicitaban en sus redes oficiales esta propuesta al igual que muchos recoveros del Mercado lagunero, que se habían adelantado a la concejala.

Por cierto, sobre las redes oficiales, curioso es que buena parte de las informaciones de Comercio se publiciten primero en las redes personales de la concejala de Comercio y no en las oficiales del Ayuntamiento de La Laguna, a la que sí acuden los vecinos y vecinas para poder conocer los servicios que se ofertan. Por lo que consideramos que la concejala está haciendo un uso personal de la información, secuestrándola literalmente.

El trabajo de difundir la información que se aporta desde el Gobierno de España y del Gobierno de Canarias se considera imprescindible y obligatorio para un Ayuntamiento, máxime en estos momentos, lo que no se puede entender como un logro del nuevo Gobierno local.
Se desconoce, por el contrario, qué alcance está teniendo el servicio de asesoramiento online, para el que también se debe acudir a través de un correo electrónico, el mismo que se utilizó para realizar tres encuentros con empresarios, una convocatoria que se espera haya sido exitosa y hayan acudido los 10.300 empresarios laguneros.
La concejala de Comercio vende que el Ayuntamiento activará un plan de choque para combatir los efectos de la crisis sanitaria en el comercio. De nuevo se trata de una acción supeditada a la firma de un convenio y a posteriores estudios, por lo que se trata de una medida irrealizable a corto plazo, que es lo que precisa el tejido empresarial del municipio.
Sondear, la concejala dice que va a sondear qué comercios de restauración tienen intención de instalar o ampliar terrazas; de nuevo es el comerciante el que se debe dirigir al correo electrónico que vale para todo. ¿No sería lo más lógico que la concejala trabaje algo y defina los requisitos para que los empresarios puedan adaptar sus negocios en función de la zona que se trate, pues no es lo mismo la ciudad histórica que en los barrios y pueblos del municipio?
En suma, un cúmulo de promesas, poca empatía, de acciones humo, cuando en realidad lo que precisan autónomos y pymes son facilidades, rebajas impositivas y liquidez para poder volver a abrir sus puertas con todas las medidas de seguridad personal y económicas que, al menos, la concejala de Comercio es incapaz de poder ofrecer con solvencia. Eso sí, de nuevo desvía la atención solicitando de inmediato el carril bus vao. Otro humo para despistar.

*José Alberto Díaz Domínguez
. Portavoz del Grupo Municipal de Coalición Canaria-PNC La Laguna.