Tres nombres propios (y extraños)

Tubigú

Luc André Diouf: Diputado en las Cortes de España, por el PSOE. Nacido en Senegal y Residente en Canarias. Sus declaraciones: “La gestión migratoria en Canarias, va como la seda”. Vivió en carne propia la miseria de la inmigración ilegal. Sufrió para salir adelante como tantos migrantes, pero la política le ha hecho perder la memoria. Tal vez un paseo por el Centro de Internamiento de “las Raíces”, enfangándose las patas y pasando frío, se la devuelva. Parece que la moqueta de Las Cortes pinta mejor....

Pablo Iglesias Turrión: Vicepresidente del Gobierno de España. Se ha posicionado con el ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, frente a la Jefa de la diplomacia española, Arancha González Laya, para asegurar que en España “no hay una situación de plena normalidad democrática” en referencia a los presos del “procés”. Gracias Sr. Iglesias. A dar clase, mejor a su plaza de profesor de Ciencias Políticas. El lobo, como en Caperucita, siempre asoma la patita por debajo de la puerta, incluso si te la abre Stalin...

Anselmo Pestana Padrón. Delegado del Gobierno en Canarias. Experto en Gestión de Crisis Migratorias y en Vacunas Políticas. Sus declaraciones: “no tengo dudas de que la Consejera Insular de Sanidad de La Palma actuó con razones de peso, para vacunarse, por lo tanto, la apoyo para que presente las alegaciones necesarias para bloquear la orden de la dirección estatal del PSOE para que dimita”.

En Ferraz, están súper contentos con él, porque además, no tiene otros problemas en los que ocuparse. Bueno, sí, unos cuantos Centros de Internamiento para 10.000 Inmigrantes, y los que vienen de camino... y unos cuantos compañeros de partido más que cabreados, pero las prioridades, son las prioridades. Y el partido en La Palma hay que cuidarlo. Y las Secretarías Insulares también...

Tres nombres propios, extraños, tres maneras de ver las cosas, tres tipos respetables, tres Elementos para cruzar de acera, y profundamente cuestionables, hasta por sus compañeros, que te lo cuentan, alarmados. Vaya tres cabezas para un caldo de pescado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...