Detienen en Tenerife a una supuesta 'espía' rusa

Una ciudadana rusa ha sido detenida en Tenerife a petición aparentemente de Estados Unidos, según el Ministerio de Exteriores de Rusia, ya que Washington sospecha que la mujer entregó datos biométricos a terceros cuando trabajaba en la embajada estadounidense en Moscú, de acuerdo con medios locales.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia informó este viernes en un comunicado de la detención el pasado día 14 de Olesia Krasílova cuando ésta trataba de coger un vuelo en el aeropuerto de Tenerife Sur.

La mujer había llegado a España en un viaje de negocios "como parte de una delegación oficial". Trabaja en un organismo que forma parte del Servicio de Inspección Agropecuaria de Rusia (Rosseljoznadzor), de acuerdo con el departamento que dirige el jefe de la diplomacia rusa, Serguéi Lavrov.

Según el canal de televisión RT, Krasílova trabaja de traductora en el centro para la cuarentena de las plantas del organismo supervisor ruso y llegó a España el pasado día 10.

Oriunda de la región de Novosibirsk, la mujer trabajó entre 2008 y 2019 en la embajada de EEUU en Moscú, donde tomaba huellas dactilares hasta el cierre de su departamento.

El vicepresidente del Comité internacional para la protección de los derechos del hombre, con sede en Francia, Alexándr Iónov, dijo a RT que la traductora fue detenida a raíz de una orden internacional de detención cursada por EEUU, que la acusa de haber "entregado datos biométricos a terceros".

Según el canal RT,Krasílova se encuentra en un centro de detención preventiva español a la espera de que se decida sobre su posible extradición a EEUU, donde podría recibir una condena de "hasta la cadena perpetua".

La Cancillería rusa señaló en su comunicado que, según "información no oficial" que maneja, la detención de Krasílova "probablemente se deba a una cierta solicitud de la parte estadounidense".

"De ser así, se trataría de un nuevo caso de la práctica inaceptable de las autoridades estadounidenses de 'cazar' a los ciudadanos rusos en todo el mundo", afirma el Ministerio ruso de Asuntos Exteriores.

"Sea como sea, la misión diplomática rusa en España está tomando las medidas necesarias para aclarar todas las circunstancias de lo sucedido", asegura la institución.

Afirmó además que Moscú está vigilando "de cerca la situación (de la detenida) para garantizar el cumplimiento de los derechos e intereses legítimos de Krasílova".

Personal de la oficina del cónsul honorario de Rusia en Canarias, Gonzalo Parada Santana, ha visitado a Krasílova, a quien han entregado ropa de abrigo y productos de higiene personal.