Las familias con menores en desamparo recibirán ayudas

El Instituto de Atención Social y Sociosanitaria (IASS) ha realizado una convocatoria de ayudas económicas dirigidas a miembros de familia biológica o allegados de menores declarados en situación de desamparo que estén o hayan estado en acogimiento residencial, así como aquellos jóvenes que hayan sido tutelados dentro de esta red de acogida.

El objetivo es atender situaciones concretas de necesidad o emergencia social, que no hayan sido cubiertas por otra administración pública o entidades, indica una nota del Cabildo.

La directora insular del IASS, Juana María Reyes, subraya en un comunicado que en dos años estas ayudas se han incrementado en 12.000 euros.

Reyes indica que esta convocatoria de 2017 está dotada con 36.000 euros, y permitirá cubrir gastos relativos a necesidades fundamentales como las relacionados con la salud, el transporte, las formativas y laborales, y otras derivadas del Plan de Actuación Familiar (PAF) y asociadas al cumplimiento de la mayoría de edad de menores que hayan estado en situación de acogida en un centro de la red de acogimiento residencial.

El Plan de Atención Familiar es un documento interno que se firma con la familia y los centros donde están acogidos los menores o los jóvenes para trabajar en la reunificación familiar.

La percepción de la ayuda será directa, cuando se otorgue personalmente al beneficiario, o indirecta, cuando se conceda a la persona beneficiaria y se abone al proveedor del servicio o suministro al que se destine la ayuda.

Las subvenciones para necesidades urgentes se abonarán de forma inmediata y se trata de aquellas relativas a alimentación, higiene, vestimenta, suministro eléctrico o agua.

Se consideran también urgentes aquellas carencias vinculadas al alojamiento (como el pago del alquiler), el transporte o desplazamiento, así como las necesidades formativas y escolares.