"El marítimo es un sector en el que casi el 100% que realizan estos estudios encuentra trabajo"

Después de 14 años en el cargo de Capitán Marítimo de Tenerife -y de toda la provincia- nuestro protagonista, Antonio Padrón y Santiago, sigue disfrutando día tras día de su profesión, a la que añade su cargo, desde hace año y medio, de embajador de la Organización Marítima Internacional (OMI), reconocida por la ONU. Solo 44 personas en el mundo tienen este privilegio, cuya misión principal es mostrar las enormes posibilidades y bondades de un sector imprescindible.

Gallego de nacimiento y criado en Cádiz desde los cinco años "la mar" le llevó finalmente a las Islas Canarias, comenzando su andadura en Gran Canaria para posteriormente dar el salto a Tenerife como Capitán Marítimo.  

Padrón, que se encuentra en Panamá como invitado estrella en el Seminario Internacional 'Siniestros y averías en el transporte marítimo', habla en AtlánticoHoy sobre los secretos y opciones que ofrece el trabajo marítimo y comparte con nuestros lectores su vida y trayectoria personal, que siempre estuvo ligada a Canarias, incluso antes de nacer.

Image

Cartel del seminario internacional |CEDIDA


¿Qué oportunidades ofrece el sector marino en el Archipiélago y cómo han crecido las empresas dedicadas al mar desde que usted es Capitán Marítimo?
En general en nuestro país y en particular en alguna de nuestras islas, muchos ciudadanos han vivido de espaldas al mar. Muchas veces se ve ese horizonte que nos rodea como un límite cuando detrás de esa raya está el resto del mundo. Las oportunidades que depara nuestra posición geográfica es de turistas, de estrategias comerciales, de conectividad, etc., y ya se está desarrollando después de muchísimos años insistiendo en ello y por fin se habla dello y se ve casi una realidad de esa tricontinentalidad que tiene nuestro Archipiélago, desde el punto de vista local. Desde el punto de vista marítimo las oportunidades son impresionantes. El transporte marítimo es una de las pocas actividades humanas que está reglamentada de forma uniforme en todo el mundo, es decir, cualquier empresa consignataria o agente de buques radicada aquí, hace lo mismo en Nueva York, Sanghai, La Coruña o en el Puerto de Estocolmo, y esa es la gran ventaja que tiene ese sector.

Image

Padrón saluda en 2012 al Capitán del crucero MSC FANTASIA con motivo del primer concierto realizado a bordo de un crucero por una orquesta sinfónica | CEDIDA

¿Aprovechan los canarios lo suficiente todos los recursos que ofrece el mar que rodea las Islas, siendo el Archipiélago una puerta abierta al mundo?
Yo creo que no y en general si hablamos de la juventud el sector marítimo es bastante desconocido, pero en particular para la juventud. Si no tenemos un familiar o conocido relacionado con este sector es muy probable que ni nos acerquemos a él. Entonces, la OMI creó un programa especial que se llama Programa de Embajadores Marítimo en el que me designaron a mi hace un año y medio como uno de ellos, a propuesta del Gobierno de España. La misión de embajadores del programa es precisamente fomentar entre la juventud conocimiento del sector marítimo. Solo hablando de profesión de navegante, es decir, capitán, jefe de máquinas, oficial isotérmico etc., en el año 2030 se van a necesitar en torno a 600.000 nuevos oficiales, unos 60.00 anualmente, y no se están alcanzando esas cifras. Es un sector en el que casi el 100% que realizan estos estudios encuentran trabajo. A veces es difícil encontrarlo en España, pero en la oferta internacional se hace más sencillo. 

Pero es que además, el mar da trabajo incluso para los que no se dedican directamente al sector...
Yo siempre pongo el ejemplo de lo que puede significar los cruceros, que como sabéis, somos el tercer puerto del mundo en este tipo de tráfico. En esos barcos, que son autenticas ciudades flotantes alguno de ellos, allí hay profesionales de todas las especialidades: artistas, encargados de spa, camareros, peluqueros, electricistas, carpinteros, personal administrativo… Personal de todo tipo que se necesitan en las empresas y en la organización propia de un barco de esta naturaleza y que con cualquier titulación de formación profesional ya se puede acceder a uno de estos barcos. Eso sí, con una pequeña formación marítima que es obligatoria y que dura muy poquito, y también siempre será una ventaja el conocimiento de idiomas, sobretodo el inglés. Las posibilidades son inmensas. Los salarios en la mar, en los barcos, suelen ser bastante más altos que en tierra. Respecto a las vacaciones, los barcos no tienen sábados y domingos y se trabaja todos los días de la semana y después se compensa con unas vacaciones un poco más largas. Hoy por hoy, muchísimos profesionales que trabajan en la flota internacional están trabajando un mes y otro de vacaciones, o sea, al final trabajas seis meses al año. ¿Por qué la gente no se acerca más? Simplemente lo desconocen. Es una de las misiones que me toca a mí por el cargo que me nombraron.

Es un sector en el que casi el 100% que realizan estos estudios encuentran trabajo. A veces es difícil encontrarlo en España, pero en la oferta internacional se hace más sencillo.

¿Y cuáles son las líneas de trabajo del programa para poder acercar la profesión?
Lo que la OMI nos pide es que nos acerquemos a los medios de comunicación, a los institutos, escuelas, clubs náuticos, congresos o jornadas. En este último año y medio prácticamente he tenido actividades todos los meses relacionados con este asunto. Chicos que estudian derecho o administración de empresa o cualquier ingeniería se necesitan en los barcos o en los puertos. Y siempre el profesional de tierra,  como yo suelo decir, necesita un conocimiento previo de lo que es el sector marítimo porque se utiliza un lenguaje un poco técnico donde se requiere un reconocimiento para poder moverse en este entorno. Las posibilidades son muchas. Ahora hay una plaza convocada para secretario general de la Autoridad Portuaria de Tenerife. Se pide un abogado con conocimientos de la legitimización marítima y portuaria. También hay otra plaza en la propia Autoridad Portuaria para jefe de operaciones para el nuevo puerto de Granadilla. Todo esto se está moviendo día a día y la gente no se entera y todas las empresas relacionadas con el sector tienen en su ámbito abogado, economistas, administrativos y personal de todo tipo.

Image

Antonio Padrón y Santiago | CEDIDA

Recientemente salió una información de datos por parte de la Dirección General de la Marina Mercante sobre el descenso de personal en Capitanía Marítima a nivel nacional y en Canarias concretamente ha descendido un 19,4% desde 2011 ¿A qué puede deberse?
No conozco esa estadística, pero sí es cierto que desde la crisis en las administraciones públicas en general se frenaron las convocatorias de funcionariado y muchas se limitaron. Ha habido muchas jubilaciones, cambios de ministerios, etc., y la verdad es que en las administraciones en general, no solo la capitanía de Tenerife, se ha notado la merma de personal. No obstante, parece que la situación se está revirtiendo porque este mismo año en Marina Mercante han convocado 24 plazas de inspectores, cuando hasta ahora se estaban convocando no más de diez cada año. Esta es una de las pocas administraciones que tiene organización periférica con trato directo con el público. Vienen armadores, pescadores y empresas que llevan los temas de escala de buques. Eso se hace de forma directa en los barcos y se necesita de mucha agilidad y ese contacto directo con ciudadanos que por supuesto necesitan ser atendidos.

A principio de mes más de 20 alumnos superaron la prueba de conjunto para lograr el Título Profesional en la Escuela Náutica, donde usted formó parte en el Tribunal. Para esto jóvenes, ¿qué les espera en su nueva etapa?
Me impresionó especialmente este año que muchos de ellos ya venían de barcos extranjeros y de la flota internacional. Eso es estupendo porque ya han visto lo que es y tienen las puertas para volver a esos barcos y a esas empresas donde ya han estado como alumnos. Fred. Olsen, Naviera Armas y Petrogás tienen un número limitado de marinos y todo los canarios no puede embarcar ahí porque no sería posible, no hay plaza para todos, por lo que la única salida que queda es ir al extranjero. La flota española en general es bastante limitada y tenemos los puertos que tenemos. En el extranjero suelen salir bastantes oportunidades y eso también requiere del esfuerzo de tener que salir y manejar idiomas.Además, con los medios tecnológicos de hoy en día se pueden hacer las entrevistas a través de Skype. Cuando yo era joven era muy diferente, porque yo navegaba seis meses fuera de España y teníamos dos de vacaciones. Hoy trabajas uno o dos meses y vacaciones otro mes o un poco más; desembarcas en Nueva York, te mandan en avión para Tenerife y cuando reembarcas lo puedes hacer en Sídney o Shanghái, por ejemplo, y te pagan el avión por supuesto. En la flota internacional hay muchísimos españoles navegando y con salarios importantes.

Image

Alumnos que superaron la prueba para la Titulación Profesional junto a Antonio Padrón | CEDIDA

La semana pasada Naviera Armas compró Trasmediterránea tras adquirir el 92,7% de la participación a Acciona ¿Cómo afecta al Archipiélago, a la naviera y a las nuevas oportunidades que se le abren a estos jóvenes que comienzan?
Tanto Trasmediterránea como Armas son navieras con una historia dilatadísima y con muchísima experiencia y esta compra habrá sido debidamente pensada y desde luego va a convertir a Armas en una de las primeras empresas del país en lo que a flota respecta. Armas se caracteriza, y así lo ha demostrado en los últimos años, por experimentar con los tráficos y siempre lo ha hecho con muchísimo éxito y creo que esto puede incitar una nueva apertura de nuevas posibilidades para redistribuir la flota mejor y haya más puestos de trabajo para nuestros jóvenes.

En la última década, algo que ha sorprendido a los santacruceros son las plataformas petrolíferas y los barcos de inspección instaladas en el puerto ¿Cómo surge la situación de recepción de estas naves y plataformas? ¿Cuáles son las ventajas y desventajas de mantenerlas en el puerto?
Empecemos por lo malo. Hay una desventaja que ha sido a veces alegada por colectivos sobre el impacto visual que supone estas instalaciones. La verdad es que no se puede negar, pero tenemos que pensar en las ventajas que producen. Esto es consecuencia de la crisis mundial del petróleo y de las bajadas del precio del mismo. Todas las unidades que están aquí, plataformas y buques perforadores, están esperando a que suba el precio del barril para volver a tener contratos. Aprovechan para poner los sistemas a punto. Los mantenimientos y revisiones son instalaciones muy completas, de última tecnología. Yo he tenido la oportunidad de visitarlas y por dentro es algo impresionante, es como estar en una nave espacial. Aquí trabaja muchísima gente y las empresas pagan por estar en puerto y las autoridad portuaria tiene unos ingresos importantes. Manejan unos presupuestos, solo para mantenimiento, en torno a los 300.000 dólares mensuales, y reitero mensuales, donde se incluyen los viajes a todo el mundo que hacen los tripulantes que trabajan 28 días y 28 de vacaciones y todo se hace con agencia de viajes de aquí, usan los hoteles, las provisiones, los suministros… 

Por otro lado, se ha hecho un esfuerzo a nivel local con la Cámara de Comercio, con la autoridad portuaria y con Femete, y han hecho cursos de soldadura o andamiaje y prácticamente los que han hecho los cursos están trabajando. Es una alternativa más para especializarse en el sector, que aquí no contamina como mucha gente piensa. Los barcos calados no están trabajando ni hay posibilidad de contaminación. Solo hacen tareas de mantenimiento y alguno de ellos se pasará al nuevo Puerto de Granadilla. Todo esto va a suponer un antes y un después en la industria local, se va a crear una estructura de trabajo de cientos de personas y la mayoría será de Tenerife. Estamos en una coyuntura que nos ha favorecido y a Las Palmas le ocurre lo mismo. Estamos en una situación geográfica que nos hace más barato que ir a Noruega a reparar o hasta Singapur.

Image

Plataformas petrolíferas en el puerto de Santa Cruz de Tenerife | IMAGEN DE LA RED

Un gallego de mar es complicado sacarlo de su tierra por son muy de agua salada ¿Cómo surge la oportunidad de llegar a Tenerife y alcanzar su cargo actual de Capitán Marítimo de Tenerife en el que lleva 14 años?
Te voy a contar una cosa que no es muy conocida. Siempre había pensado que mi apellido Padrón era de Galicia. Nací en Galicia y a los cinco años mi familia y yo nos fuimos a Cádiz porque destinaron a mi padre, pero resulta que mi bisabuelo era de El Hierro y nuestro apellido, el de la familia que tengo en Galicia, procede de Canarias. Esto ha sido como un regreso ¿no? Mi bisabuelo salió de Canarias, llegó a Villagarcía, Pontevedra, y se estableció en Carril, un pueblo cercano. Y ya sabes cómo son los pueblos, le pusieron un mote que era ‘El canario’. De pronto me veo aquí y la verdad es que estoy encantado. Nos sentimos como en casa, tanto mi familia como yo. Mi hijo podría haber elegido cualquier otro lugar para vivir por su trabajo y sigue viviendo aquí. Todo lo que puedo decir es que esta tierra nos ha acogido como uno más y si Dios quiere espero seguir aquí y, ya sea en este puesto o de otra manera, y quedarme en la jubilación a la cual espero llegar algún día. Viví en Madrid cinco años y tardaba entre una hora y una hora y media en llegar a mi trabajo. Aquí tardo siete minutos. Eso no hay dinero que lo pague, hay calidad de vida real. 

¿Qué es lo que más te gusta de Canarias?
Cuando uno escucha el folclore canario, una folía o sobre todo una malagueña, yo no puedo evitar que se me salga una lágrima y que se me pongan los pelos de punta, porque el folclore canario tiene ese sentimiento que llega directamente al corazón. No sé si es por los genes de mi bisabuelo, pero es algo que me encanta. Siempre que tengo tiempo y puedo voy a ver un tenderete con los cantantes.

Siempre había pensado que mi apellido Padrón era de Galicia. Nací en Galicia y a los cinco años mi familia y yo nos fuimos a Cádiz porque destinaron a mi padre, pero resulta que mi bisabuelo era de El Hierro y nuestro apellido, el de la familia que tengo en Galicia, procede de Canarias.

¿Por qué se dedicó profesionalmente al mar?
Mis dos abuelos y varios tíos se dedicaban a la mar y mi propio padre estaba en la Armada Española, en la marina de guerra. Ya uno desde niño va recibiendo ese conocimiento de los barcos y los visitaba. Un tío de mi padre venía en el Cabo de San Roque, de la compañía Ibarra y claro, yo veía esos barcos inmensos y a un niño siempre llama la atención. Eran los barcos de pasajero más grandes que tenía el país. Todo eso te va forjando lo que es la idea del sector, de la figura del capitán, con su uniforme que es algo que a un niño le atrae. Empecé a remar a los doce años, a pescar y uno empieza a relacionarse con el sector y a vivir la vida del mar y sentir atracción por el medio. También en mi época era muy difícil el viajar, entonces era una forma de visitar y conocer mundo. He tenido experiencias en más de cien país y he tenido choques culturales de lugares exóticos, diferentes y eso también a uno lo va enriqueciendo y formando como persona. Hoy en día viene a ser prácticamente igual aunque es más fácil viajar. 

¿Cómo se convence a los niños y jóvenes de hoy?
Por lo general, la gente joven se acerca a este sector cuando tiene a alguien cercano que le habla y le consigue crear atracción. Lo que llamamos vocación. Para todo en la vida hay que tener vocación y que te guste lo que haces. La mar es donde este sentimiento debe estar a flor de piel. Se necesita mucha vocación porque también es sacrificado. No todo es bonito. Hay que estar lejos de la familia, sobre todo cuando empiezas a formar la tuya. De joven es todo una maravilla porque viajas y te pagan, pero ya cuando creces y te casas las cosas son más difíciles y uno siempre va buscando para trabajar en tierra, pero si puede ser relacionado con el sector, más que mejor. Yo estoy enamorado de mi profesión. Y como he tenido la oportunidad de decir alguna vez, he tenido la suerte de llegar a ser el Capitán Marítimo de la provincia, que es la máxima autoridad marítima, para mí es un sueño. Es uno de los estadíos más altos de mi profesión y la verdad es que no me puedo quejar. Y últimamente con este conocimiento a nivel internacional a través de la OMI, pues ya te puedes imaginar. No puedo pedir más y todo se lo debo a mi profesión. 

Image

Antonio Padrón en su etapa dedicada a la navegación | CEDIDA

¿Qué sueño imposible y que le gustaría conseguir que sí es posible?
Nunca me lo había planteado. No sé si será posible algún día, pero sí tengo un sueño que te lo voy a confesar. Es el poder ir a México y poder escuchar a un mariachi en persona. Aquí he tenido la oportunidad porque me encanta la música tradicional, sobretodo la canaria. He tenido la oportunidad de escuchar mariachis aquí, en Taganana estuve hace poco escuchando a uno y lo hacen excelentemente. Desde que soy niño la música mexicana me encanta y tengo ese sueño de ir a México, donde nunca he estado, y eso que si he ido a muchos países de Latinoamérica, a donde suelo ir una o dos veces por año para dar conferencias. Y eso de escuchar a un mariachi en directo es un sueño que no sé si un día lo cumpliré.

Precisamente, hoy comienzan comienza en Panamá el seminario internacional de Siniestros y Averías en el Transporte, donde usted será uno de los ponentes expertos, ¿qué aportará al evento?
Hay una reglamentación internacional y una de las obligaciones que existe es que cada vez que haya un siniestro marítimo muy grave, donde haya fallecidos, una pérdida del buque o una contaminación importante, se realiza una investigación. Algo parecido a lo que ocurre con los siniestros aéreos, que lo organizan organismos independientes, de lo que son las organizaciones marítimas de cada país. Se analizan las causas y consecuencias para sacar conclusiones para intentar hacer legislación nueva que intente prevenir y que no se vuelva a repetir la circunstancia que se ha podido dar en cualquiera de esos accidentes. Yo voy a hablar un poco de esto, de la metodología, de cómo se realizan este tipo de investigaciones. Me genera satisfacción, porque siempre la enseñanza me ha gustado. Estuve siete años enseñando en la Universidad de Cádiz en la Escuela de Náutica y la verdad es que siempre he llevado la espinita clavada de la formación de jóvenes y disfruto cada vez que me invitan para una charla y trato de transmitir esos conocimientos y dar lo que yo he recibido.

El programa de ayudas a jóvenes Antonio Padrón

"He creado hace un año un programa de embarque de alumnos para ayudarlos, porque los estudiantes de náutica tienen que hacer doce meses de prácticas en un barco. Como en España es bastante complicado porque tenemos poca flota, creé un programa que ya tiene alcance internacional con alumnos de muchísimos países donde las empresas reclaman alumnos y nosotros le facilitamos los contactos para que los chicos consigan los barcos donde hacer sus prácticas y acceder al mundo profesional. Es un poco cuando me nombraron embajador pues quise que esto tuviera algún sentido tangible, que se viera de verdad, y es una forma de devolver lo que a mí este sector en la vida me ha dado y lo que ellos hicieron por mí, pues devolverlo a estos jóvenes".