Apuesta por la Formación Profesional

Canarias cuenta con un nuevo Plan Canario de Formación Profesional, "que pretende ser atractiva, de calidad y adecuada al mercado laboral y a la carrera personal y profesional", según ha informado la Consejería de Educación.

El documento ha sido aprobado por el Consejo Canario de FP, donde están representadas las áreas de Educación y Empleo del Gobierno autonómico, así como el Consejo Escolar de Canarias, las organizaciones sindicales y el sector empresarial

El Plan Canario de Formación Profesional 2018-2022 tiene tres principales objetivos estratégicos:

  • El primero de ellos, mejorar la formación para incrementar la empleabilidad de la población canaria, mediante la actualización permanente de sus competencias personales, sociales y profesionales.
  • El segundo objetivo estratégico es el de aumentar la capacidad emprendedora de la población canaria, fomentando iniciativas destinadas al autoempleo y la creación progresiva de las condiciones institucionales que conlleven un enfoque integrado, con la persona como objetivo fundamental, apostando por el conocimiento, la innovación, la experimentación, la sostenibilidad y la estrecha colaboración con el tejido productivo.
  • El tercer objetivo estratégico es mejorar el atractivo y la calidad de la formación profesional en Canarias, así como su adecuación al mercado laboral y a la carrera profesional, mediante una formación profesional flexible y de calidad, que responda a las necesidades actuales y futuras de la sociedad canaria y avanzando hacia un sistema canario de las cualificaciones y la formación profesional integrada.

Para ello, una de las principales líneas de actuación del Plan consiste en impulsar el sistema de Formación Profesional, promoviendo una oferta integrada y equilibrada que responda a la demanda de la población, las necesidades derivadas del mercado y las singularidades de cada una de las islas, atendiendo a la igualdad de oportunidades para acceder a la formación.

Por otra parte, se impulsarán modalidades flexibles de formación profesional, que permitan conciliar el aprendizaje con la vida laboral y personal, para facilitar a todas las personas su acceso, especialmente a la población activa.

Además, se promoverán medidas que eviten el abandono escolar temprano y que favorezcan la formación ligada al menos a cualificaciones profesionales de nivel 2 entre la población joven.

La segunda gran línea de actuación del Plan consiste en la creación y consolidación de alianzas estratégicas con las instituciones y los agentes sociales de los sectores productivos que favorezcan el impulso de la innovación, el emprendimiento y la calidad, creando redes de colaboración entre todos los agentes implicados.

La tercera gran línea de actuación consiste en desarrollar un marco canario de calidad en la Formación Profesional, en consonancia con el marco europeo y nacional, que sea viable en su ejecución y transmita confianza tanto a las empresas, como a los trabajadores y facilite la incorporación de todos los centros de formación profesional.