Alarma en los centros de formación vial de Canarias

El presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, trasladó este lunes al ministro de Interior Juan Ignacio Zoido, la preocupación por la situación por la que están atravesando las autoescuelas de Canarias debido a la escasez de funcionarios examinadores.

Una nota de Presidencia informa de que la reunión que mantuvo el pasado 31 de octubre Clavijo con los representantes de la Asociación Canaria de Centros de Formación Vial (ACACEFV), solicitaron su intermediación "ante el Gobierno estatal para evitar el cierre de autoescuelas y el despido de trabajadores en muchas de estas microempresas".

A la reunión asistieron, además del presidente del Gobierno regional, el directivo del colectivo, Javier González Orive, y el secretario general del mismo, Javier Báez, con el que AtlánticoHoy ha podido conversar.

Image

Fernando Clavijo, Javier Báez y Javier González Orive se reunieron para afrontar la crisis del sector | CEDIDA

"Estamos satisfechos con el encuentro con el presidente Clavijo por la preocupación mostrada por el tema. Le ha mandado una carta el ministro Juan Ignacio Zoido, aunque yo no soy muy optimista con lo que pueda hacer el ministro, porque su propio director general de tráfico ha dicho que no está en su mano resolver el problema de incremento de funcionarios sin solucionar el tema de la huelga que nos atañe, porque depende del ministerio de Economía", explica Báez. 

"El problema no es la huelga de examinadores que nos atañe a nivel estatal, sino que en las jefaturas provinciales ha ido habiendo una serie de jubilaciones que no se han ido reponiendo"

En esa carta dirigida a Juan Ignacio Zoido, remitida al Ministerio del Interior, Clavijo explica que en los últimos meses, a la ya reducida plantilla de examinadores, se suma la convocatoria de huelga en días alternos, lunes, martes y miércoles, desde el pasado día 19 de junio hasta la fecha, una huelga que muy probablemente se amplíe hasta finales de año.

"El problema no es la huelga de examinadores que nos atañe a nivel estatal", señala el secretario general de ACACEFV, "sino que en las jefaturas provinciales ha ido habiendo una serie de jubilaciones que no se han ido reponiendo y nos encontramos con menos efectivos funcionarios para desarrollar las pruebas de examen, más si cabe en la época que estamos",  añade en relación a la época estival, donde asciende considerablemente los alumnos en las autoescuelas. "En el caso de Santa Cruz de Tenerife, de tener 25 examinadores en activo hace cuatro años nos encontramos a día de hoy con una plantilla media de 10 examinadores", sentencia Báez.

Ante la imposibilidad de poder desarrollar su actividad, muchos centros de formación y autoescuelas "están cerrando", lo que está provocando despidos y creando "una situación muy precaria".

"Todos fuimos jóvenes, tuvimos 18 años y la ilusión de terminar nuestro curso académico y poder acceder a sacar el carnet de conducir"

Para entender el grave problema ante el que se enfrentan las autoescuelas de Canarias, Javier Báez lo explica con un símil. "Es como si a los agricultores sufriesen un vendaval y perdieran las cosechas de un año. Nosotros, al no tener pruebas de exámenes durante la temporada estival, solo con datos de octubre, se han suspendido el 74% de los exámenes programados. Nos han hecho perder nuestra cosecha, por decirlo de alguna manera, teniendo en cuenta que a nosotros no nos vuelve otra vez la cosecha hasta el verano que viene, que es la temporada más fuerte". 

A una situación a la que se le busca salida, no solo se están viendo afectados los trabajadores de las autoescuelas y los funcionarios examinadores, sino los propios alumnos de las autoescuelas. "Todos fuimos jóvenes, tuvimos 18 años y la ilusión de terminar nuestro curso académico y poder acceder a sacar el carnet de conducir", indica Javier Báez sobre las posibilidades de independencia de poder conducir, como ir a la playa o a la Universidad el siguiente curso. Sin embargo, resalta "casos importantes", como los que se han visto incapacitados para acceder a un puesto de trabajo, porque no se ha podido examinar y uno de los requisitos principales era tener el permiso de conducir.

Image

La escasez de examinadores está causando graves problemas en los centros de formación víal de Canarias | IMAGEN DE LA RED

Para encontrar esa salida, además de la carta enviada por Fernando Clavijo al ministro Juan Ignacio Zoido con las peticiones de solicitud de ACACEFV de transferir los servicios de exámenes a la comunidad autónoma canaria y algún tipo de ayuda o subvención a fondo perdido para que el sector de las autoescuelas pueda sobrevivir, el Parlamento de Canarias debatirá próximamente una iniciativa parlamentaria en la que se instará al Gobierno de Canarias precisamente a que solicite al Ministerio de Interior que ejecute las medidas necesarias para paliar las deficiencias en el personal examinador de las pruebas prácticas de las Jefaturas Provinciales de Tráfico de Canarias.

Las autoescuelas se reúnen con la DGT
El presidente de la Asociación de Autoescuelas de Las Palmas (Asocaelan), José Suárez, se reunió este martes con personal de la DGT para abordar la importancia y soluciones al grave problema actual. En declaraciones a AtlánticoHoy, Suárez reconoce que "lo único que han hecho es que van a hacer una reunión con los examinadores la próxima semana para volver a intentar llegar a un acuerdo, que son los que tienen el problema, ya que piden un aumento".

De esta manera, las autoescuelas se sienten "rehenes de una situación" que no va con ellos, aunque esperan alcanzar una solución, porque si no "vamos a ‘tener que ponernos’ un lazo negro por la seguridad vial y por las autoescuelas". 

Por ello, y ante la espera de que se llegue al acuerdo entre DGT y examinadores, el presidente de Asolecan explica a AtlanticoHoy que "se ha hecho fuerza con los políticos para intentar salir adelante e, incluso, el congresista Pablo Bellido sacó el caso de las autoescuelas y los examinadores ayer en el Congreso".
Huelga de hambre ante la crisis en el sector

El presidente de la Asociación Provincial de Autoescuelas de Almería (Asoproal), Rafael Villegas, y la vicepresidenta de la asociación, Luisa Orcera, iniciaron el martes una huelga de hambre para reclamar al Gobierno el "fin del conflicto que mantiene con los examinadores de Tráfico".

En una nota, Asoproal informa que esta huelga de carácter indefinido fue aprobada por la junta directiva del colectivo ante la "situación dramática" por la que atraviesa el sector desde el pasado mes de junio por la "caída drástica en el número de exámenes prácticos".

Según la asociación, esta situación ha provocado pérdidas de más de un millón de euros en el más de un centenar de empresas de la provincia, debido a una "disminución en un 62 % del número de pruebas realizadas durante los meses de julio y septiembre de este año en comparación con el año anterior".

En los citados meses se contabilizaron 2.442 exámenes menos con respecto a 2016, "por lo que las diferentes autoescuelas dejaron de impartir unas 26.000 clases prácticas".

"Esto ha motivado que, hasta la fecha, hayan tenido que cerrar media docena de empresas, aunque esta cifra podría aumentar de forma considerable en los próximos meses si el Ministerio del Interior, de quien depende la Dirección General de Tráfico (DGT), no alcanza un pronto acuerdo con los funcionarios que permita que se desconvoque la huelga de forma inmediata", han dicho.

También denuncian que la caída de ingresos está motivada por la pérdida de alumnos ante la falta de exámenes, lo que a su vez ha provocado el despido de profesores.