Calle del sector Puerto-Canteras de Las Palmas de Gran Canaria / Ángel Medina G. (EFE)

Sectores del ocio nocturno ven "insuficientes las medidas que garantizan la apertura”

Tubigú

Después de más de un año de cierre, los establecimientos de ocio nocturno han vuelto a abrir este fin de semana tras la publicación del decreto ley  que permite su apertura pero con una serie de restricciones en los horarios de cierre, relacionados con el nivel de alerta en que se encuentre la isla.

Pese a ser una apertura que llega tras meses de cierre de los establecimientos, algunos representantes del sector se sienten insatisfechos por no haber formado parte de la mesa técnica y por los horarios impuestos en los niveles tres y cuatro. Sin embargo, otros sí dan gracias por que por fin puedan abrir sus establecimientos en horario nocturno.

Dos visiones de las medidas de ocio nocturno

Este último es el caso de Tino Forte, empresario y representante de la Asociación Canaria de Ocio Nocturno, quien defiende que las medidas tomadas por parte del Gobierno de Canarias son positivas siempre y cuando se mantengan en el tiempo. “Para el sector no sería nada bueno volver a donde estábamos antes”, explica.

Pero esta postura parece no ser suficiente para otros sectores dentro del ocio nocturno. Alejandro Negrín, presidente de la asociación empresarial de ocio nocturno Canarias defiende que “hay una decepción terrible por parte del colectivo, que ve insuficiente las medidas que han garantizado la apertura, a pesar de que ahora se nos permita abrir en todos los niveles de alerta”.

Horarios de ocio nocturno

Según el decreto ley, en las islas en nivel de alerta 1 los establecimientos podrán cerrar a las 03:00 horas; en las islas en situación de alerta 2 el horario de cierre será a las 02:00 horas; y en las islas que se encuentren en los niveles de alerta 3 y 4, la hora de cierre de los establecimientos será a las 01:00 horas.

En Tenerife, que se encuentra en nivel de alerta tres, el primer fin de semana de estas nuevas medidas fue positivo según Forte: “En La Laguna podías darte una vuelta este fin de semana y el ambiente era genial”, describe. Por ello defiende que, en realidad, la mayor parte del sector apoya las medidas tomadas por parte del Gobierno. “Son minorías las que la critican. Las medidas que se han adoptado son en beneficio de las mayorías”, defiende.

Nuevas propuestas

Sin embargo, esta no es la única visión por parte de los empresarios. “Los horarios y las condiciones limitan mucho el desarrollo de las actividades porque supone competir en el mismo espacio con el resto del sector de la restauración y hostelería, que han recuperado prácticamente el 100 % de su horario en las islas en alerta de 1 y 2”, denuncia Negrín.

Por ello, defienden desde la asociación que “es fundamental que se nos autorice los horarios de nuestras licencias, porque eso lleva a contribuir que el desarrollo del ocio nocturno incontrolado e ilegal, de alguna manera se merme”. La propuesta de horarios que realizan desde el ocio nocturno también cuenta con límites horarios, aunque mucho más flexibles que los propuestos por el Gobierno de Canarias. Según proponen, en los niveles de alerta uno el cierre del establecimiento sería el permitido en su licencia y se restaría una hora a medida que aumenta el nivel de alerta en la isla. Por ejemplo, si un establecimiento tiene su horario de cierre a las cinco de la mañana.

Unas medidas que calmaron los ánimos

Aunque haya posiciones encontradas dentro del sector, las medidas sí que han calmado los ánimos, según comenta Forte. "Hace una semana estábamos en la puerta del juzgado", dice. Y aunque el decreto imponga medidas que limiten la actividad en los locales, Forte lo tiene claro: "Con el decreto hay más establecimientos que salen beneficiados que los que no", sentencia.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...