La Recova analiza sus primeros 40 días frente al estado de alarma

Los distintos comercios, en nuestras Islas, como ha ocurrido en el resto de los ámbitos de la sociedad y del territorio canario y español, han reconducido su actuación en las diferentes actividades, para evitar, en la medida de lo posible, el parón que ha conllevado el Estado de Alarma. 

La Recova desde el comienzo de la crisis del coronavirus, el pasado 14 de marzo, ha pasado por varias etapas y desde la Gerencia de la Cooperativa del Mercado Nuestra Señora de África, responsables de la dirección de este mercado de abastos, han realizado una primera valoración y análisis administrativo y económico de su evolución en estos primeros 40 días, donde, reiteran, "La Recova ha seguido abierta para ofrecer el producto fresco y de la tierra a sus clientes, como hemos hecho siempre". 
Según informa La Recova en un comunicado, este análisis, que les ha conllevado varios días de reuniones y profundización en la evolución de La Recova, va a determinar ahora cómo podrán afrontar los siguientes pasos, ante las etapas de desconfinamiento o desescalada –aprobadas este martes 28 de abril- que vendrán, ofrecen a través de este comunicado algunas de sus evidenciaciones de cómo ha sido este proceso en los primeros 40 días, y vislumbran cuál seguirá siendo su objetivo cara a esos próximos desconfinamientos, que claramente pasan por la seguridad y que siga prevaleciendo el orden sanitario dentro de La Recova, así como una apuesta por el consumo del producto de la tierra.

Han pasado una primera etapa, como el resto de comercios, una primera etapa de incertidumbre, en la que la mayor parte de los comercios permanecieron cerrados, bien por temor al contagio de familiares, bien por dudas respecto a si la actividad que desarrollan estaba autorizada o no. "Téngase en cuenta que en La Recova de Santa Cruz no sólo se ubican establecimientos o puestos de alimentación perecedera o no perecedera, como el supermercado Hiperdino de la planta baja, sino establecimientos de hostelería, comercios, que se han ubicado siempre entre Rambla Azul y Centro Comercial Anexo, así como de servicios, especialmente en el Centro Comercial", explican.

La etapa de venta a domicilio

Posteriormente, en un breve espacio de tiempo, durante esta primera etapa, que constituyó para La Recova, claramente, la primera semana de esta crisis del coronavirus, "dada la caída de clientela presencial en La Recova en esa primera etapa, los comercios que permanecían abiertos, con mucho esfuerzo y sacrificio, pusieron en marcha el servicio de reparto a domicilio, que superó todas las expectativas", comentan, "generando incluso en su inicio una saturación que ocasionó algunos desajustes, dado que no se había desarrollado previamente una logística para este servicio. Era la primera vez, en la que muchos puestos optaban por esta modalidad de venta".
Tras esa primera fase, poco a poco se han ido incorporando a la apertura la mayor parte de los comercios de alimentación, lo que les ha posibilitado diversificar y mejorar la oferta, así como el servicio de reparto a domicilio.

Resultados por sectores

Por sectores, el que ha tenido una mayor demanda desde un primer momento, según informan desde la Administración de La Recova, incluso en los días previos a la declaración de Estado de Alarma, han sido el de frutas y verduras, así como el de carnicería y pollería. "El sector del pescado tuvo una caída importante en los inicios, pero se ha ido recuperando progresivamente, tanto en la venta de salazón, como en la de pescado fresco y marisco", añaden.
En relación, por otro lado, con la disminución evidente de la venta presencial en el establecimiento por el confinamiento, ha aumentado dicha venta presencial de forma lenta y progresiva a medida que se ha anunciado y el público ha adquirido conocimiento de que se puede acudir a la Recova desde cualquier punto del municipio sin miedo a la sanción y que es segura, desde el punto de vista sanitario, la compra en el Mercado.

"Un recinto abierto en el que te asesoran personalmente, como siempre se ha hecho, en el que no es necesario hacer grandes colas y al que accedes con tu vehículo sin ningún problema, con dos parkings a disposición”, comentan desde la Gerencia. En cualquier caso, también señalan que la merma de clientela presencial, respecto a la situación previa a la declaración de estado de alarma, “se ha podido paliar mediante el servicio de reparto a domicilio, que inicialmente solo atendía pedidos grandes con un importe mínimo de compra y que la Cooperativa que gestiona La Recova ha reforzado con un servicio adicional para atender pedidos pequeños, de importe más reducido. Se ha publicado además este servicio y los comercios que lo realizan, así los teléfonos de contacto, en diferentes medios de comunicación y redes sociales, y en el propio recinto de La Recova, manteniendo también siempre nuestro servicio de comunicación a través de nuestro Gabinete de Prensa", apuntan.

Finalmente, recuerdan que "no debe olvidarse, que los Mercados en general, y también la Recova de Santa Cruz, son el principal cauce de distribución de los productos de nuestra tierra”, señalan. "Comprando en los Mercados, no sólo apoyamos al pequeño comercio y al empleo de los canarios, sino que además contribuimos a sostener a nuestros agricultores, ganaderos, pescadores, que atraviesan por momentos muy complicados".
La Recova, en este análisis que han elaborado desde la Administración, tras distintas reuniones, señalan, a modo de resumen, que “debemos entender que consumir producto local nos hace menos dependientes del exterior, que debe ser uno de nuestros principales objetivos y que se pone en evidencia más que nunca en momentos como este de pandemia y confinamiento. Se trata de algo que ha estado siempre dentro del modus operandi de nuestra empresa y que ahora, la realidad de la crisis del coronavirus, ha puesto claramente sobre la mesa”, siendo este, como determinan, uno de los objetivos también de la Cooperativa Mercado Nuestra Señora de África.