La apertura de nuevos negocios, al alza

Santa Cruz de Tenerife vive un momento de crecimiento. Como ciudad y como marca personal. La crisis que asoló Europa y que aún arrastra la sociedad occidental dejó un gran vacío económico en la capital de Tenerife. Un vacío que tocó todos los sectores, incluyendo el de la inversión de nuevos negocios en la ciudad (sin contar los que tuvieron que echar el cierre).

Sin embargo, el panorama en el último trimestre de 2017 ha cambiado drásticamente y los empresarios deciden, con confianza, apostar por Santa Cruz para iniciar un nuevo negocio, y con mayor fuerza en el sector gastronómico. “El Ayuntamiento ha cifrado en torno a 23 inauguraciones o cambios de conceptos de los negocios en los últimos cuatro meses del año, lo cual es un verdadero resurgir de la gastronomía en la ciudad”, explica para AtlánticoHoy el concejal de Promoción Económica, Alfonso Cabello. “Santa Cruz vivía una etapa un poco gris gastronómicamente hablando y la sensación que tengo es que hace aproximadamente un año y medio se ha revertido y ahora hay ilusión”, añade el también consejero delegado de Sociedad de Desarrollo.

Image

Alfonso Cabello en una presentación | AYUNTAMIENTO DE SANTA CRUZ DE TENERIFE

Pero Cabello no solo se queda ahí. "El tiempo en que para comer bien había que salir de Santa Cruz ha terminado. Si ahora mismo quieres comer bien y quieres comer tendencia gastronómica no hay más respuesta que quedarte"

El crecimiento es indiscutible en el municipio y desde el Consistorio tratan de facilitar la apertura de nuevas ofertas empresariales, incluyendo “locales en zonas concretas que sí pueden tener alguna dificultad por las condiciones del entorno, no por el Ayuntamiento”, indica Cabello. “Para solucionarlo, primero se suprimió el coste que tenían las terrazas de los bares y cafeterías de Santa Cruz, que en dos años pasó de una media de 1.500 euros al año a coste cero”, resalta el concejal, agregando que otra de las estrategias para impulsar la inversión es la de “dar la cara”, es decir, “cuando hay un empresario que tiene algún problema lo hablamos, e independientemente del área en el que está, ponemos las cartas sobre la mesa”.

"El tiempo en que para comer bien había que salir de Santa Cruz ha terminado. Si ahora mismo quieres comer bien y quieres comer tendencia gastronómica no hay más respuesta que quedarte"

Una de las zonas que están revitalizándose es el centro de la ciudad, aprovechando su actual aspecto peatonal y dando protagonismo al ciudadano. La inclinación casi los deja por inercia en las calles y callejones donde las terrazas tiñen de gastronomía la calzada y los negocios las fachadas.

Y si hay que hablar de callejones, hay que hacerlo del más emblemático de la ciudad: el callejón del Combate, cuyo nombre histórico referente a los escarceos de Horacio Nelson en su intento de conquistar la ciudad, nada tiene que ver con la realidad. Tascas, bares y restaurantes adornan esta calle peatonal, que acompañan a la tienda oficial del Club Deportivo Tenerife y a la que hasta hace dos años era la oficina del club (trasladada al estadio Heliodoro Rodríguez López).

Image

Callejón del Combate | ATLÁNTICOHOY

Los últimos ‘púgiles’ en llegar al ‘combate’ ha sido la pareja profesional formada por el empresario Rafael Macia y el chef internacional Danny Nielsen, de cuyo apellido surge el nombre del nuevo restaurante de la calle: ‘Nielsen’.

“Había una oportunidad y había que tomarla. Pasa el tren una vez y lo tomas o lo dejas”, reconoce el chef natural de Dinamarca. “Él estaba en ese momento buscando un proyecto y surgió la oportunidad de adquirir este local. Nos asociamos y abrimos este restaurante”, aclara Macia.

Image

El chef Danny Nielsen en la cocina del restaurante 'Nielsen' | ATLÁNTICOHOY

El empresario -con otros negocios en la capital chicharrera- aprovechó para analizar la situación actual de la ciudad respecto al sector, por la que se ha aventurado en el nuevo negocio. “Los empresarios estamos viendo que el ocio funciona y mueve la economía. Es verdad que el turismo ayuda, aunque no es la panacea. Lo que sí es cierto es que cada uno debe encontrar su sitio y nosotros hemos apostado por un nicho de altísima calidad en un entrono de gran producto, comida clásica y servicio muy clásico. Un restaurante de gama alta en cuanto a servicio y calidad de producto”, señala.
Conociendo el restaurante ‘Nielsen’

“El restaurante -muestra Rafael Macia- se basa en un producto de altísima calidad y muy bien tratado. Muy poco manipulado y disfrazado. Tenemos una nevera de carne envejecida, ‘Dry-aged’, con carne de wagyu, carne rubia gallega y carne simmental de Suiza. Tenemos carnes de hasta 150 días de maduración. Además, trabajamos jamones Maldonado de cinco años en bodega, de etiqueta negra. Luego, una quesería con más de 40 referencias de quesos: canarios, franceses, españoles, italianos, ingleses, daneses… Tenemos un vivero de marisco con bogavante, y ofrecemos ostras, almejas y berberechos”.

Por su parte. Danny Nielsen explica para AtlánticoHoy cómo surgió la elección de la carta del nuevo negocio. “Son muchos años de experiencia. Incluye los platos que más me han gustado y que más han gustado a los clientes. Por eso hago esta carta y porque me gusta comer un poco de todo, que haya una buena selección. Hay cosas que tenemos que perfilar todavía, pero la verdad es que la selección que tenemos ahora la veo bastante acertada”. 

Pese aparentar una incipiente suntuosidad, el menú de ‘Nielsen’ no busca la complejidad en la elección del comensal. “La carta se desarrolla sin excesivo número de platos y aparte existe una carta con 150 referencias de vinos; desde los de más tirada como Finca Resalso, a precios más accesibles, hasta los top como Pingus o Vega Sicilia. Es un restaurante con capacidad para 70 personas con terraza, salón principal y un reservado con capacidad para 22 personas”