El corazón gastronómico de Santa Cruz vuelve a latir

Santa Cruz resurge. Santa Cruz evoluciona, crece y, sobretodo, gusta. La capital de Tenerife arrancó una década atrás un paso hacia el futuro, al que ya está llegando y al que sus ciudadanos agradecen saliendo a las calles. Desde la reconstrucción de la plaza de España con el túnel soterrado, la inclusión del Tranvía -con primera (o última) parada en el ‘nuevo’ intercambiador de guaguas- y la modernización de calles y avenidas, la ciudad se ha hecho un lavado de cara que hoy refleja movimiento, ocio y mucha gastronomía.

Uno de los enclaves que ha ganado adeptos en el espacio gastronómico en los últimos años es la confluencia de las calles Bethencourt Alfonso (común e históricamente conocida como la calle San José) con la plaza de San Francisco, incluyendo la callle Villalba Hervás por el camino. Epicentro de los Carnavales, la zona ha logrado la atracción de clientes locales y turistas, más allá de la gran fiesta del mes de febrero, gracias a los nuevos establecimientos hosteleros y a las terrazas que la llenan de vida.

Image

Plaza de San Francisco | ATLÁNTICOHOY

Dentro del proceso de transformación aparece en el año 2012 la taberna El Cambullón, situada prácticamente en la esquina con la Plaza de España. Han cogido el impulso de la ciudad y el local crece a pasos agigantados. “La localización, la decoración, la comida, el ambiente. De las zonas que hay en Santa Cruz estamos bien ubicados”. Quien habla es Janet, encargada en el horario de la mañana de El Cambullón.

La administrativa llegó a la taberna en los inicios de la misma “por desgracia” por culpa de la crisis. “La necesidad de pagar tu casa y que no te la quite el banco” le llevó a buscar en la restauración una vía de escape para “sobrevivir”. En este lustro, Janet ha vivido lo suficiente el día a día de la calle San José para notar el fuerte cambio.

Image

Janet atiende a AtlánticoHoy | ATLÁNTICOHOY

“Cuando yo comencé a trabajar la calle San José era un cementerio. Y ha ido creciendo poquito a poco. Algunos locales se han modificados, algunos abren, otros cierran… pero ha dado más vidilla a la calle”, resalta Janet. “Nos va bien y a lo mejor mejorará. Yo creo que también es la zona, lo que esté de moda, porque ahora está de moda esto, pero dentro de un par de año lo estará de más la calle La Noria, por ejemplo. También aquí se masifica mucha gente”, añade la encargada.

A pesar del los meses de vacas flacas de invierno, y lo opuesto en las grandes fechas de Carnavales o Navidades, verano suele ser también una época de dudas… salvo el último. “Este verano hemos subido más clientes que en otros años. Aunque parezca mentira, yo creo que la gente no se iba de viaje”, argumenta entre risas.

Image

Calle San José | ATLÁNTICOHOY

Junto a El Cambullón se encuentra el Café Teatro Rayuela, perteneciente a escuela de enseñanza artística con el mismo nombre en su piso superior. Quien se encarga de abrir la persiana para abrir la jornada es Eduardo que, a pesar de reconocer que el lugar lleva un año abierto en la calle San José, tiene una visión de conjunto. “Cada vez se está girando hacia la restauración un poco más. Hay más locales y entre todos intentamos lograr la tendencia de que sea una zona de ocio y restauración”, explica.

Sin embargo, Eduardo cree que aún se puede mejorar más las posibilidades del enclave. “Todavía hay locales no gastronómicos un poquito anticuados, medio en decadencia. Eso es lo que hace falta impulsarlo, pero de resto lo estamos intentando”, aclara el jefe de la cafetería.

Image

El Café Teatro Rayuela dirigido por Eduardo | ATLÁNTICOHOY

Subiendo unos metros y girando a la derecha por la calle San Francisco, hasta atravesar Villalba Hervás, se llega a uno de los lugares con fuerte impulso y que ha logrado enmarcarse como uno de los puntos más bellos de la ciudad: la plaza San Francisco.

Protegida por la Iglesia San Francisco y por el Tribunal Superior de Justicia de Canarias, unos espectaculares ficus, rodeados de moqueta de césped artificial en su base, dejan el espacio suficiente para que varios locales puedan sacar sus mesas y sillas y que sus clientes disfruten de uno de los mejores momentos para descansar y tomar algo. Uno de estos locales es Plaza 18 y Óscar es su propietario, un empresario con varios locales en la capital isleña. En los últimos meses, adquirió el local contiguo al inmueble antiguo del Plaza 18, haciendo esquina con el Paseo Milicias de Garachico, y ahora su esplendor es exponencial.

“Amplié porque cada vez venían más clientes y era una buena opción ya que también se celebraban bodas, bautizos, presentaciones y otros eventos”, comenta Óscar. Aunque reconoce que ha perdido mesas por razones de Urbanismo y de acceso a los servicios de urgencia, el empresario está satisfecho con la situación actual de la zona.
Image

Óscar, propietario de Plaza 18 | CEDIDA

“Como amplié, se atrajo más gente y se han puesto más negocios alrededor. Y eso ha fomentado que el crecimiento de los locales de la zona cree un poco el fomento de nuevos restaurantes, con lo cual es perfecto, porque cuantos más sitios haya mejor”, resalta.

Además, con su buen ojo empresarial, Óscar reconoce que las posibilidades de esta zona entre la calle San José y la Plaza San Francisco, todavía pueden ser más explotadas y aprovechadas. Y para ello, pide más impulso de las administraciones. “Hay que hacer actividades, apostar por más domingos de aperturas, que ayuda muchísimo, como ‘Ven a Santa Cruz’. Estar un poco al día con nuevas cosas que se puedan ofrecer a los clientes, como hacer algo de arte o de teatro”, indica el propietario de Plaza 18.

Son las voces de tres de los trabajadores de una zona en auge en el corazón santacrucero, que saben que es su momento. Los ciudadanos deben conocer todas las posiblidades de oferta de la ciudad la calle San José y la Plaza San Francisco piden su hueco a 'gritos'.