Sánchez anuncia la "nueva normalidad" a finales de junio para todo el país

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado este martes que "a finales de junio" espera que todo el país pueda entrar en una etapa de "nueva normalidad" una vez controlada la pandemia del coronavirus, ya que será cuando se completará el plan de desescalada establecido en cuatro fases.

En la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, en el que se ha aprobado este "Plan para la Transición hacia una nueva normalidad", ha explicado que cada una de estas cuatro etapas será de unas dos semanas de duración por lo que el proceso completo durará un mínimo de seis semanas y un máximo de ocho.

Será a finales de junio, por tanto, cuando todo el país podrá entrar "en la nueva normalidad si la evolución de la pandemia está contralada en todos los territorios", ha advertido. 

Fases de la desescalada

En una rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Ministros, Sánchez ha anunciado que todo el territorio español, excepto las islas de Formentera, La Gomera, el Hierro y la Graciosa, partirán de una fase cero, denominada de preparación, mientras que esos territorios empezarán con una fase 1, más avanzada, con el fin de que a finales de junio la actividad se haya reactivado con normalidad.

Sánchez ha explicado que en la fase cero se contempla ya la salida de los menores, y las próximas salidas de adultos para hacer deporte a partir del 2 mayo, mientras que será el 4 de mayo cuando se podrán empezar a abrir pequeños comercios, pero con cita previa, y como caso claro ha planteado la apertura de los restaurantes que puedan dar servicio de comida a domicilio.

También en esta fase se podrán retomar los entrenamientos individuales de deportistas profesionales y federados y se señalizarán todos los locales públicos que posteriormente en la fase 1 podrán abrir con aforos limitados.
Esta fase uno permitirá el inicio parcial de la actividad del pequeño comercio pero bajo condiciones estrictas de seguridad y siempre con un horario preferente para personas mayores, de mayor riesgo. 

En esta fase no podrán abrir los centros comerciales mientras que sí se permitiría la apertura de terrazas con una limitación de aforo del 40 %.
Los alojamientos turísticos u hoteles también podrán abrir en la fase uno, pero excluyendo las zonas comunes y con muchas restricciones. 

La fase dos será la intermedia, donde lo establecimientos deberán cumplir un aforo limitado de un tercio de su capacidad, mientras que en la fase tres se flexibilizará la movilidad general pero con recomendación de seguir llevando mascarillas y mantener una distancia mínima de seguridad de dos metros.