Reválida para Martí

No hay ultimátum, pero el Tenerife-Cádiz (Jueves, 20.00 horas, Heliodoro) sí es una reválida para José Luis Martí. En todo caso, el técnico local transmite tranquilidad. “Sólo me planteo ganar el partido, no una posible destitución”, dijo el entrenador blanquiazul, quien cree “en la paciencia y en la tranquilidad. Eso es lo que transmito a los jugadores, porque estoy convencido que, desde la coherencia, las cosas suelen salir bien”.

El técnico no se plantea una destitución en caso de derrota ante el Cádiz

La reválida llega ante el equipo más en forma de la categoría, un Cádiz que suma ocho victorias seguidas. Y lo hace en una situación poco propicia para el Tenerife, pues a las bajas del lesionado Montañés y el sancionado Acosta se une la ausencia de Carlos Ruiz, que el domingo en Gijón sufrió una microrrotura en el aductor largo del muslo izquierdo que le mantendrá cuatro semanas de baja.

Además, Luis Pérez está “enfermo con gripe”, Juan Carlos “no se ha recuperado al cien por cien” de su lesión en el talón y Villar “está disponible, pero para jugar poco tiempo”. Ninguno parece que vaya a estar en un once al que podrían volver Vitolo y Jorge, al que Martí dedicó elogios: “Es un gran jugador, muy importante para nosotros y tiene que tener la tranquilidad que intentamos transmitirle”.

El entrenador blanquiazul es consciente de la dificultad del choque ante el Cádiz, aunque reclamó “confianza, pues haciendo las cosas como las venimos haciendo en casa vamos a tener nuestras opciones”. Así, pidió “estar ordenados para evitar las contras del Cádiz y no desesperarnos con el balón, pues ellos se sienten cómodos a la contra tras recuperación, por lo que debemos finalizar las jugadas”.

Martí no plantea un choque de técnicos con Cervera, sino un duelo entre dos equipos, “en el que habrá que superar las habilidades del rival para llevarnos los tres puntos”. Eso sí, cree que, ocurra lo que ocurra, “el parón va a venir bien para despejar la mente, disfrutar de la familia y volver con ganas de trabajar durante cinco o seis meses muy largos, donde realmente se va a ver el potencial del equipo”.

Y con esa frase deja claro que no se plantea una destitución, sino ganar el partido ante el Cádiz. “No pienso en otra cosa”, zanjó. 

El hipotético once de los locales podría ser el formado por Carlos, Cámara, Aveldaño, Jorge, Camille, Vitolo, Aitor Sanz, Suso, Casadesús, Tyronne y Longo.

El Tenerife no podrá contar con Montañés, Acosta y Carlos Ruiz, mientras Villar, Juan Carlos y Luis Pérez “no están para jugar el partido completo”

En cuanto la historia, el CD Tenerife y el Cádiz CF se han enfrentado en el Heliodoro Rodríguez López en un total de 28 ocasiones, con un balance de 19 victorias del representativo, por cuatro triunfos de los amarillos (la última en la temporada 2006/2007) y cinco empates. El conjunto blanquiazul ha anotado ante su rival de este jueves un total de 52 tantos, mientras que ha recibido 17.

La última vez que estos dos equipos se vieron las caras en el recinto de la calle San Sebastián fue hace relativamente poco, el 18 de junio de este 2017. Era el choque de vuelta de la eliminatoria de semifinales por el ascenso. Aquel domingo fue de fiesta en el Heliodoro, pues los locales se imponían por 1-0 y ello les daba el pase a la gran final, que les mediría al Getafe.

Saúl Ais Reig, colegiado alicantino, será el encargado de dirigir este jueves el choque Tenerife-Cádiz. Será la octava vez que este trencilla esté al frente de un partido del representativo. Natural de Muro d'Alcoi, Ais Reig está viviendo su tercera temporada en la categoría de plata. Con anterioridad militó tres campañas en Segunda B.

Su última vez con el representativo se dio el 28 de agosto pasado, con ocasión de la visita del cuadro insular al Mini Estadi. Los visitantes se impusieron 0-3 y se colocaron líderes de Segunda. Solo Vitolo vio la amarilla.