Resiliencia, capacidad de adaptarse positivamente a las situaciones adversas

En psicología, la resiliencia se define como la capacidad que tienen los seres humanos de adaptarse positivamentesituaciones adversas y de recuperarse de las mismas, con el fin de proyectar un buen futuro. Este concepto, el cual tuvo su origen en la década de los 60, ha evolucionado desde entonces, pues con el tiempo, la práctica y un mejor entendimiento del mismo, se le han ido aportando nuevos matices.

La resiliencia proviene del término latín “resilio”, el cual significa “volver de un salto, resaltar o rebotar”, pues se refiere a aquellas personas que, tras haber superado situaciones estresantes o adversas, no se han quedado psicológicamente afectados por ellas.
Por su parte, en materia de física y química, el término resiliencia designa la capacidad que tiene el acero para recuperar su forma inicial, a pesar de los golpes que pueda recibir y de los esfuerzos que se hallan realizado para deformarlo.
https://atlanticohoy.com/wp-content/uploads/migrate/posts/standard/2020/4/1/13/72HRNZE0835EOK8SPGLFFXM0C6QPCH25/2OXT01YCB2KLGTYF.PNG
Paisaje | PIXABAY

La revista de salud y bienestar Cuerpomente, hace referencia a los pilares básicos de esta poderosa habilidad, los cuales se muestras a continuación:
Introspección

La base de la introspección consiste en mirar hacia dentro de nosotros mismos, de ser consciente de cómo nos sentimos, de qué necesitamos exactamente, de identificar con claridad el ambiente o las situaciones adversas, con el fin de mejorar notablemente nuestro estado de ánimo y de seguir el camino adecuado.
Independencia

Una vez realizado el primer paso, a través del cual se habrá identificado el medio adverso, se deben establecer los límites adecuados entre uno mismo y este medio, para así mantener la distancia adecuada y protegernos emocionalmente, pero sin caer en el aislamiento.

Capacidad de relacionarse

Ante una situación adversa, es indispensable establecer los vínculos correctos con aquellas personas que nos ayuden a seguir creciendo como personas ante la adversidad, por lo que es esencial ser selectivo en la manera de relacionarse.
Iniciativa

Otra cualidad que nos va a fortalecer enormemente es la iniciativa a la hora de aceptar retos y tareas que sean asumibles, es decir, aceptar retos y tareas imposibles no nos ayudará a ser resilientes en momentos de adversidad.
Humor

El humor es una habilidad esencial que nos hace ser más felices en todo tipo de circunstancias. Por consiguiente, en momentos de adversidad y dificultad, el humor es una cualidad esencial que nos ayudará a superar los contratiempos de una manera más optimista y creando momentos de felicidad en el camino.
Creatividad

La creatividad se puede definir como la capacidad de crear y organizar y de realizar aquellas actividades que fomenten nuestro intelecto y que nos ayuden a avanzar.
Autoestima sólida

El amor propio, una autoestima sólida y la compresión de uno mismo en profundidad, resulta esencial para hacer frente a la adversidad de una manera más eficaz. En este sentido, cabe destacar que cuando tenemos una autoestima sólida, mejora nuestra relación directa con nuestro entorno y con nosotros mismos.
En un momento de adversidad como en el que nos encontramos inmersos en la actualidad, tanto a nivel nacional como a nivel internacional, es indispensable que saquemos nuestras mejores herramientas para hacer frente al mismo de la mejor manera posible y salir fortalecidos. En este contexto, el concepto resiliencia y sus pilares básicos juegan un papel fundamental.