Rajoy tendrá esta semana su primer contacto cara a cara con Trump y Macron

El jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, se verá por vez primera esta semana con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y con el recién elegido presidente francés, Emmanuel Macron, al coincidir con ellos en Bruselas en la cumbre de la OTAN.

Los líderes de los países integrantes de la Alianza Atlántica han sido convocados en la capital belga el próximo jueves, 25 de mayo, para inaugurar la nueva sede de esta organización y dar la bienvenida a Trump tras tomar posesión de su cargo.

Rajoy ya ha mantenido conversaciones telefónicas tanto con Trump como con Macron, pero la cita de Bruselas será la primera ocasión en la que podrá conversar con ellos cara a cara. Más allá de saludar a ambos y de un breve diálogo con ellos, el formato de la cumbre, según fuentes del Gobierno, dificulta que pueda haber alguna reunión más prolongada. No obstante, podría ser un momento en el que Rajoy apalabrara tanto con el presidente estadounidense como con el francés alguna próxima entrevista. Más factible es que a corto plazo pueda tenerla con Macron, con quien coincidirá varias veces en las próximas semanas.

Así, ambos estarán presentes en el Consejo Europeo que se celebrará el 22 y 23 de junio en Bruselas y, si se concreta, en otra reunión que está preparando para finales del próximo mes en Berlín la canciller alemana, Angela Merkel, con los líderes europeos integrantes del G20.


Trabajo conjunto
El jefe del Gobierno y el presidente francés hablaron telefónicamente el pasado 9 de mayo y quedaron en verse pronto y trabajar de forma conjunta. Ambos expresaron su voluntad de mantener y reforzar los lazos de todo tipo entre los dos países vecinos, y el Gobierno español destaca la coincidencia con la apuesta por Europa que Macron ha situado como una de las prioridades de su gestión.

También mantuvo ya Rajoy una conversación telefónica con el presidente estadounidense el pasado 7 de febrero y, tras ella, el Gobierno informó de que había trasladado a Trump que España está en las mejores condiciones para ser un interlocutor de su país en Europa y América Latina, así como en el Norte de África y Medio Oriente. Será el primer viaje del presidente estadounidense a Europa, donde, además de visitar al Papa en el Vaticano, participará en otra cumbre, la que inmediatamente después de la cita de Bruselas tendrán en la ciudad italiana de Taormina los países del G7. Y también será la primera ocasión en la que Macron acuda a una reunión multilateral desde que relevó a François Hollande al frente de la jefatura del Estado francés.

Pero hasta este mes Rajoy no desveló que, en esa conversación, había sido invitado a visitar la Casa Blanca.
Las fuentes del Gobierno señalan que no hay contactos entre las dos administraciones para que ese viaje se concrete de forma inmediata, pero señalan que se fijará a medio plazo.

En su charla telefónica con Rajoy, Trump, según informó el Gobierno estadounidense, trasladó una petición realizada también a otros líderes de la OTAN: que se comparta la carga del gasto en defensa de la Alianza Atlántica.

La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, se reunió en marzo en Washington con el secretario de Defensa de Estados Unidos, James Mattis, y ya reafirmó que España prevé cumplir con el compromiso presupuestario al que han llegado los socios de la Alianza. El objetivo es que, antes de 2025, los países integrantes de la OTAN dediquen a defensa el 2 por ciento de su producto interior bruto.

Ese compromiso será ratificado previsiblemente por Rajoy en la cumbre de la OTAN que se celebrará el jueves en Bruselas. La agenda internacional ya tiene fijada una próxima fecha en la que el presidente del Gobierno coincidirá de nuevo tanto con Trump como con Macron. Será los días 7 y 8 de julio cuando los tres acudan a la cumbre del G20 que se celebrará en Hamburgo con la canciller alemana, Angela Merkel, como anfitriona.