Semana crucial para el Partido Popular de Canarias

El PP no pondrá "líneas rojas" en caso de que su Comité Ejecutivo Regional decida este jueves 8 de junio si abre negociaciones con CC para formar parte del Gobierno canario, en minoría desde que rompió el pacto con el PSOE en diciembre, ha afirmado hoy su secretaria general, Australia Navarro.

La dirigente del PP, al ser preguntada por si podría ser un impedimento la negativa del Gobierno a bajar el IGIC como pide su partido, ha dicho que los populares no acuden a las negociaciones "marcando líneas rojas, pero sí con las ideas muy claras de las necesidades, medidas y reformas que necesita Canarias".

Navarro ha indicado que entrarían en el Gobierno no solo para que se "gestione bien", sino para que el crecimiento económico de la comunidad vaya acorde con la creación de empleo, un hecho "que no se produce a día de hoy".

En un desayuno ofrecido a los medios de comunicación para presentar un balance de la gestión de los equipos de gobierno en el Cabildo de Gran Canaria y el ayuntamiento capitalino, Navarro ha adelantado que la próxima semana harán su valoración de la trayectoria del Gobierno de Fernando Clavijo.

No obstante, ha hecho hincapié en que les preocupa "muchísimo la falta de capacidad para gestionar", que desconoce si es porque "no saben, no quieren o no pueden".

Navarro ha afirmado que "los datos están ahí y los pondrán sobre la mesa cuando hagan balance de la legislatura a nivel autonómico".

La dirigente del PP ha insistido en que su partido está actuando con "absoluta responsabilidad" y en favor del interés de los canarios.

En estos dos años de Gobierno autonómico y, particularmente, desde que finalizó el "espectáculo" entre el pacto sustentado por el PSOE y CC, que "no se entendían", el PP ha actuado "de forma responsable" dando estabilidad al Gobierno y apoyando decisiones importantes para mejorar la calidad de vida de todos los canarios.

Por otra parte, Navarro ha defendido las manifestaciones efectuadas por el presidente de su partido, Asier Antona, en el sentido de que, de producirse el pacto, urge que se lleve a cabo en este mes.
Partidas económicas
Lo dicho por Antona son "obviedades", porque se ha referido a las importantes partidas económicas que recibirá Canarias de los presupuestos estatales de 2017, "gracias a una actuación responsable del PP y de las fuerzas políticas con las que se ha consensuado en el Congreso el proyecto de ley" y a cómo ha gestionado en estos dos años el Gobierno canario, ha defendido Navarro.

El PP, si por algo se caracteriza, es por gestionar con eficacia y eficiencia y sería bueno ser copartícipe de la gestión de estos fondos en el Gobierno de Canarias, decisión que no se puede posponer en el tiempo, porque en el mes de julio se elaborará el proyecto de presupuestos de la comunidad autónoma para 2018, ha añadido la dirigente popular.

En caso integrarse en el Ejecutivo, no se entendería no ser partícipes de la elaboración de esas cuentas y, por ello, este es el momento de decidir si se entra o no a formar parte del Gobierno, cuando además de las nuevas partidas presupuestarias se abren nuevas oportunidades con el Régimen Económico y Fiscal y podrían asistir a las mesas de negociación del nuevo sistema de financiación autonómico.

Por otra parte, Navarro ha remarcado que si el PP decide no formar parte del Gobierno con CC, el Ejecutivo no debe olvidar que está en minoría y que debe comenzar a negociar con los distintos grupos del Parlamento canario la Ley de Crédito Extraordinario que deberá aprobar para incorporar los 220 millones de euros que se incorporarán al presupuesto de 2017

Semana Clave
La semana es clave para la dirección ejecutiva del PP canario. Las palabras compartidas en la red social Twitter dan fe de la situación, por tanto, los posibles pasos tendrán repercusión elemental para el organigrama ejecutivo del Gobierno autonómico. 

El presidente del PP, Asier Antona, anunció estos días que la posible entrada de su partido en el Gobierno canario, que sustenta CC en minoría, la decidirá este semana el Comité Ejecutivo de los populares en las islas, en concreto, este jueves en la capital tinerfeña.

Y lo hizo tras visitar la sede de la Fundación Canaria para el Tratamiento Integral de la Parálisis Infantil, en Las Palmas de Gran Canaria, Antona ha insistido en la necesidad de que el PP participe en la elaboración de los presupuestos regionales de 2018, una "obviedad" que, según ha dicho, se explica en el incremento presupuestario que ha asignado el Gobierno que preside Mariano Rajoy a la comunidad autónoma en las cuentas estatales de 2017. 

Los mensajes transmitidos
Antona ha recalcado que, además de la disposición que consensúe la dirección del PP canario la próxima semana sobre este asunto, se ha de cumplir otra premisa, como es la aceptación por parte de CC de las siete reformas que los populares presentarán, también la próxima semana, y con las que consideran que se podría "enderezar el rumbo de la legislatura".

"Solamente con la garantía de que CC asume como propias las reformas sanitaria, educativa, económica y fiscal" que propone el PP, "habrá merecido la pena el debate que se ha originado", ha manifestado Asier Antona, quien, no obstante, ha hablado de un plazo de un mes para que los populares puedan cerrar un posible acuerdo de gobierno con los nacionalistas.

El presidente de los populares canarios ha recalcado que la dirección nacional del partido "apoyará y respaldará" la decisión que tomen la ejecutiva las islas, que tiene "plena libertad y autonomía" para ello.

Asier Antona ha asegurado que si el PP decide finalmente quedarse en la oposición, no será "para estar sumiso a no se sabe qué estrategia".
"CC tiene que saber que tiene 18 de los 60 diputados y que cuando se está en minoría se tiene que llegar a consensos y a acuerdos con el resto de los grupos parlamentarios en materias como los presupuestos, la reforma electoral o la renovación de los órganos dependientes de la Cámara", ha referido.

Sobre la reforma del sistema electoral canario, Antona ha dicho que el PP aboga por que "llegue antes de 2019" e implique "rebajar los topes y corregir las desproporciones poblacionales sin que ninguna isla pierda peso, de forma que todas se sientan cómodas".