El Gobierno fijará unos "marcadores" para una desescalada por territorios

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado en el Congreso que en el plan para la desescalada de las medidas de confinamiento se van a fijar unos "marcadores" con criterios "homogéneos" para determinar cómo los territorios irán pasando de un confinamiento más estricto a otro "más laxo".

Sánchez ha explicado en su réplica a las intervenciones de los portavoces durante el debate de la tercera prórroga del estado de alarma que el Ejecutivo lleva ya tres semanas trabajando en ese plan para el levantamiento progresivo de las medidas de confinamiento teniendo en cuenta dónde podrá hacerse con mayor o menor rapidez.
Ha admitido el presidente que "no es lo mismo" la situación en una zona rural que en una urbana, y por tanto cuando se aborde la relajación de la restricción a la actividad habrá que "acoplar" las decisiones a la "realidad territorial" de cada zona, y no solo por comunidades autónomas, sino dentro de cada una de ellas, ya que el impacto del coronavirus es muy diverso.
Y todo ello porque, ha remarcado, gracias a la "respuesta uniforme que hemos dado en todo el territorio", la pandemia "es asimétrica" y no tiene igual impacto en todas las comunidades.
Se trata de un proceso cuya dificultad no ha ocultado, pero sí ha ratificado que se tendrá "en cuenta" a todos los gobiernos autonómicos para abordarlo y se ha mostrado convencido de no habrá "ninguna polémica" a la hora de establecer esos "marcadores", porque los epidemiólogos coinciden en cuáles deben ser estos criterios, entre los que ha citado la capacidad del Sistema Nacional de Salud por zonas, el número de contagios y fallecimientos registrados o la disponibilidad de UCIS.