El Gobierno de Canarias aumenta el presupuesto en 340 millones

El Gobierno de Canarias ha anunciado hoy la próxima aprobación de un proyecto de ley de crédito extraordinario que permitirá aumentar el presupuesto autonómico de 2017 en 340 millones de euros, que se destinarán a sanidad, educación y políticas sociales, así como al incremento del 1% en el salario de los empleados públicos

El presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, destacó que se trata del crédito extraordinario más cuantioso de la historia autonómica de Canarias.

Ha sido posible por el acuerdo sobre los presupuestos generales del Estado, que aportan 217 millones de euros, además de por la mejora de la recaudación y de las transferencias estatales fruto del crecimiento de la economía. Esto permite un suplemento adicional de 123 millones, explicó.

La partida más cuantiosa se destinará a sanidad, 155 millones de euros (45,59%), mientras que para políticas sociales habrá 95 millones (27,94%), para educación 50 millones (14,71%) y para el aumento salarial de los empleados públicos 40 millones (11,76%).

Está previsto que el proyecto de ley de crédito extraordinario y suplemento de crédito se apruebe en el Consejo de Gobierno de Canarias del 3 de julio. Después se tramitará por la vía de urgencia en el Parlamento de Canarias a lo largo de ese mes, según ha explicado la consejera de Hacienda, Rosa Dávila.

En la distribución de los recursos se ha dado prioridad a la recuperación de los servicios públicos esenciales. Su financiación había mermado a lo largo de la crisis por las dificultades financieras, ha destacado Fernando Clavijo.

En el área de sanidad, una tercera parte de los fondos asignados, unos 50 millones de euros, se destinarán a reforzar el programa de lucha contra las listas de espera, con la apertura de quirófanos y el incremento de horas del personal sanitario para conseguir el compromiso de que a final de año se hayan reducido entre el 5% y el 10%.

También se destinarán fondos a cubrir el aumento del gasto farmacéutico derivado del incremento en la actividad asistencial y a financiar el plan de necesidades de centro sanitarios, con la ejecución de obras y la adquisición de equipos sanitarios.

Con la partida asignada a políticas sociales, se va a financiar, en colaboración con los cabildos, el segundo plan de infraestructuras sociosanitarias. Esto va a permitir poner en funcionamiento 4.000 nuevas plazas para atender las necesidades derivadas del envejecimiento de la población.

También se va a incrementar el alcance de la Prestación Canaria de Inserción a nuevos segmentos de la población, se van a pagar las deudas reconocidas de los programas de vivienda joven, usada y de alquiler y se van a aumentar los fondos para la lucha contra la violencia de género.

En cuanto a educación, se va a seguir financiando la puesta en marcha de la Ley Canaria de Educación y se van a reforzar los equipos de orientación y atención para alumnos con necesidades específicas.

Además, se van a iniciar las acciones del plan de violencia infantojuvenil, se va a financiar la formación de los docentes para promover el plan de enseñanza bilingüe. También se van a destinar fondos para dotación en tecnología e infraestructuras educativas y se va a desarrollar el proyecto Enlaza de formación profesional.

Una vez definidas estas líneas básicas de distribución del gasto, las distintas consejerías trabajarán ahora en definir y concretar las partidas concretas a las que se van a destinar los recursos en el texto del proyecto de ley.A su vez tendrá que ser pactado y aprobado en el Parlamento de Canarias, ha precisado Rosa Dávila.

Pese a que se van a iniciar conversaciones para la eventual incorporación del PP al Gobierno, este proyecto de ley no se ha pactado antes con los populares, sino que se negociará directamente en el Parlamento, "como todas las leyes", dijo el presidente.

"Esta ley sienta un precedente", destacó Dávila, puesto que además de destinar los 217 millones de euros de los presupuestos del Estado a los servicios esenciales y al incremento salarial de los funcionarios, el Ejecutivo canario ha decidido emplear todo el margen adicional del que dispone, 123 millones de euros, a financiar la sanidad, la educación y los servicios sociales.