Perú destaca a un recién nacido con COVID-19 entre más de 11.000 casos

Las autoridades sanitarias de Perú informaron el miércoles pasado del primer caso de un recién nacido con COVID-19, que aparentemente fue contagiado por su madre asintomática, mientras que el total de casos en el país llegó a 11.475, con 254 fallecidos.

El Ministerio de Salud (Minsa) informó de que se han tomado un total de 109.385 muestras y que, del total de resultados positivos, 1.113 permanecen hospitalizados y otros 3.108 ya han sido dados de alta. 
Durante el miércoles, el presidente Martín Vizcarra suspendió su habitual presentación diaria por televisión, en la que también responde preguntas de la prensa previamente seleccionadas, con el fin de mantener reuniones con sus ministros para determinar las próximas medidas que se tomarán para enfrentar el impacto de la epidemia. 

BEBÉ CON CORONAVIRUS
El miércoles pasado se informó del primer caso de un recién nacido que fue contagiado, a través de la placenta por su madre, quien es una paciente asintomática. Ambos son atendidos en el hospital de la ciudad selvática de Moyobamba, capital de la región norteña de San Martín. 

El sistema de seguridad social Essalud señaló que brinda "atención oportuna" al bebé, quien permanece en situación estable, después de que su madre llegara desde el distrito de Nueva Cajamarca, en la provincia de Rioja.

El bebé nació por cesárea durante la madrugada de este miércoles "con estrictas medidas de bioseguridad", tras lo cual fue sometido junto a su madre a la prueba rápida para detectar la enfermedad, que dio positivo, por lo que también se les hará la prueba molecular.

MAYOR CANTIDAD DE CASOS 
La últimas cifras mostraron un incremento de 1.172 casos y 24 fallecidos en las últimas horas en el país, aunque se mantuvo la tasa de mortandad de la enfermedad en 2,2 %. 
Al respecto, el gerente central de Essalud, Óscar Ugarte, declaró al Canal N de televisión que "hay que entender que hay mayor cantidad de casos porque ahora hay mayor cantidad de pruebas" que se hacen a los ciudadanos. 
Sostuvo que esta medida se tiene que aplicar para evitar que haya un "subregistro" de la enfermedad en el país, ya que esta epidemia puede desarrollarse durante cinco o seis meses: "hay que prepararnos para que la curva epidémica pueda ser más o menos de esta magnitud, apenas hemos terminado el primer mes, si bajamos la guardia esto puede crecer mucho más", advirtió.