Parque Nacional de Timanfaya, una joya de fuego

Lo más bonito de la isla de fuego son sus volcanes, hoy te descubrimos lo más interesante de uno de los Parques Nacionales más bonitos del mundo.

Image

Volcanes en Lanzarote, Parque Nacional de Timanfaya | JORGE MORENO

Parque Nacional de Timanfaya, Lanzarote | GOOGLE MAPS

El Parque Nacional de Timanfaya es, sin lugar a dudas, la parada obligatoria que deberás hacer para poder sentir la magia, la fuerza y el poder de la naturaleza de la isla. Sus innumerables rincones son perfectos para fotografiarte en ellos.
Y aunque sune una visita muy "turística", de verdad que merece la pena, inclusive la típica guagua que te enseña el recorrido de los puntos más importantes de la zona.
Image

Inicio del Parque Nacional de Timanfaya | JORGE MORENO

1. Representa la mejor muestra de hábitat volcánico apenas colonizado por la vegetación.

Debido a su particular composición del suelo, su materia orgánica es prácticamente transportada por el viento, lo que hace que su esencia sea exclusivamente natural. La presencia humana inerte a lo largo de los años ha hecho que se conserve casi en su estado inicial.

2. Representa en su totalidad el mejor laboratorio de investigación para procesos de colonización.
Si hablamos de flora y de fauna, sus características son únicas, en el parque abundan elementos de interés científico en la rama de geología como: los hornitos, cuevas, malpaíses, conos volcánicis, cráteres... 

3. No existe un solo árbol en todo el parque.

El paisaje se ve enriquecido gracias a los líquenes, capaces de aguantar entornos difíciles. También existe el salado blanco, endémico de la isla de Lanzarote.


4. En algunas zonas del parque la tierra aún quema y se puede encender un fuego con sólo introducir unas hojas secas en un agujero excavado en la lava.

O como muchos conocen, como los geiser, elementos naturales que hacen que el agua salga despedida en forma de vapor.
Image

Anillo volcánico en la zona de los geiser | JORGE MORENO


5. Existe un restaurante llamado "El Diablo" donde las carnes se preparan en una gran parrilla que funciona con el calor intenso que emana del propio volcán.


6. Los términos municipales de Yaiza y Tinajo albergan la totalidad del territorio de Timanfaya.

Esta reserva, que ocupa más de 50 kilómetros cuadrados, fue declarada Parque Nacional en 1974. Desde 1993 es Reserva de la Biosfera y en 1994 se le clasificó como ZEPA (Zona de especial protección para las aves).

7. Timanfaya es el segundo parque nacional español más visitado. 

El que más público congrega es otro espacio canario, el del Teide, en Tenerife. Prácticamente, todos los turistas que llegan a Lanzarote visitan el Parque de Timanfaya (97 por ciento). Desde comienzos de 2010, la gestión de Timanfaya corresponde, en exclusiva, a la Comunidad Autónoma de Islas Canarias.