Nuevo decreto que declare BIC el Oasis de Maspalomas

El Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) ha anulado el decreto del Gobierno de Canarias que desestimó declarar Bien de Interés Cultural (BIC), con la categoría Sitio Histórico, el Oasis de Maspalomas y ha ordenado dictar otro que sí la acepte como pidió el Cabildo de Gran Canaria.

En una sentencia facilitada hoy por el gabinete de prensa del TSJC, la Sección Segunda de su Sala de lo Contencioso Administrativo estima parcialmente el recurso presentado por el Cabildo de Gran Canaria contra el decreto 90/2014 de 1 de agosto, que anula ahora el tribunal.

El Cabildo de Gran Canaria recurrió el citado decreto por varias cuestiones y reclamó su anulación por ser contrario al ordenamiento jurídico, al haber negado el Gobierno canario la declaración de BIC solicitada en los términos acordados por la corporación insular.

Según se expone en el fundamento quinto de la sentencia, en el decreto del Gobierno se señalaba que el Cabildo había incurrido en una "desviación de poder" con su actuación, pero, según el tribunal, eso solo lo puede determinar un tribunal y "es necesario acreditar hechos suficientes para formar la convicción de que la administración acomodó su actuación a la legalidad pero con una finalidad distinta a la pretendida".

"Insostenible"
Añade que es "insostenible" que un órgano administrativo y de gobierno de una administración califique la actuación de otra como "incursa en desviación de poder, ni tiene el carácter neutral ni se produce en un procedimiento contradictorio, ni existe norma que lo habilite para ello".

Además, en el decreto del Gobierno canario "no puede determinarse en qué se cifra la desviación del poder" y rechaza lo expuesto por el Ejecutivo regional, en el sentido de que el Cabildo con la declaración de BIC reclamada pretendía "alterar las normas de ordenación urbanística de la llamada franja de terreno del Oasis de Maspalomas y evitar la construcción de un gran hotel en la zona que merme los valores de zonas que ya están protegidas".

La declaración de BIC y la posterior elaboración del plan especial, suponen para el tribunal, en todo caso, la modificación de las normas de ordenación urbanística, y entiende que no existe "dicotomía" en protección del patrimonio y protección urbanística y medioambiental, porque, además, esa nominación "no impide por sí sola la construcción de un gran hotel en la zona".

El TSJC subraya que resulta "abiertamente incongruente e inasumible" que se califique como potestad desviada de poder "alterar las normas de ordenación urbanística en la zona del Oasis de Maspalomas" y el propio Gobierno canario en la sesión que aprobó el decreto ordenó a la Consejería de Política Territorial iniciar el trámite para suspender el Plan General de Ordenación de San Bartolomé de Tirajana y su plan de modernización relativo al Oasis para mejorar y modificar la normativa en esta zona.

Añade el tribunal que esa decisión no se ha cumplimentado a pesar del tiempo transcurrido.