Uso social para los cuarteles de La Laguna

El Cabildo de Tenerife va a rubricar el próximo día 28 de enero un Protocolo de Intenciones con el Ministerio de Defensa por el que se acuerda el marco global de actuaciones a desarrollar para la enajenación, desalojo y reubicación de determinadas instalaciones militares situadas en la Isla.

El documento, que firmará el presidente insular, Carlos Alonso y la ministra titular, Margarita Robles, describe la operación que se llevará a cabo y que incluye cada una de las actuaciones a realizar, con sus correspondientes convenios, para el desalojo y la enajenación de estas dependencias militares. Esta actuación se dio a conocer en la última sesión del Consejo de Gobierno celebrada esta semana.

El Cabildo inició, hace unos años, con el Ministerio de Defensa, contactos para recuperar algunas de las instalaciones militares en la Isla y destinarlas al uso colectivo. Así, durante los últimos tres años se ha avanzado en esta idea y es ahora cuando se va a consolidar con la firma de un protocolo de intenciones entre el Cabildo y el Ministerio de Defensa que incluye, en esta primera fase, la adquisición por parte de la Corporación insular, los inmuebles que ocupan el cuartel de San Francisco (El Cristo), que se destinará a uso educativo y el cuartel de Las Canteras, cuyo uso estará asociado al Parque Rural de Anaga.


El presidente del Cabildo, Carlos Alonso,  señaló que desde la Corporación insular se van a destinar estas infraestructuras y espacios a usos educativos y sociales en beneficio de los tinerfeños. “Es una manera de dar un nuevo uso a estas instalaciones, en beneficio de todos”, dijo.

En paralelo se iniciará el desalojo de las instalaciones militares que actualmente están ubicadas en los tres cuarteles de La Cuesta: Ingenieros, Ofra-Vistabella y La Cuesta y el Cabildo llevará a cabo la modificación de la ordenación urbanística de los terrenos que actualmente ocupan estos tres acuartelamientos, para posibilitar la introducción de usos de espacios libres, equipamientos y residenciales. También está prevista la cesión, por parte del Ministerio de Defensa, de los terrenos desafectados para equipamientos y sistemas generales (según lo que se acuerde en el convenio urbanístico que proceda).