No sólo turismo, también solidaridad

El Ayuntamiento de Arona ha puesto en marcha a través de Cruz Roja Española una unidad móvil para localizar a personas sin hogar y distribuir comida caliente, detectar posibles patologías y activar los mecanismos necesarios para su integración.

La concejala de Servicios Sociales en Arona, Elena Cabello y el delegado especial de Cruz Roja en el Comité Comarcal de Abona, Benito Pablo Hernández han firmado este acuerdo que permita activar el servicio, ha informado el consistorio tinerfeño.

Actualmente en el municipio de Arona existen alrededor de un centenar de personas sin hogar. "Estas visitas, que se realizarán por diferentes núcleos de población del municipio, permitirán, además, detectar patologías asociadas, movilizar recursos, ofrecer atención y asesoramiento y promover la adopción de políticas para su integración social", informa el consistorio.

La llamada Unidad de Emergencia Social dará cobertura de cenas y desayunos calientes a estas personas que carecen de recursos económicos con el objetivo de cubrir sus necesidades de alimentación más básicas.

Las enfermedades mentales, familias rotas, adicciones o dificultades de adaptación tras el abandono de prisión pueden ser causas determinantes en las personas sin hogar.

Otras acciones sociales que tiene en marcha el Ayuntamiento

El banco de alimentos de Arona desde el 12 de julio informó sobre una nueva fase de distribución de alimentos entre los beneficiarios de esta prestación, "que sigue un procedimiento de control exhaustivo y que se presta conforme a las bases de las nuevas ayudas de emergencia social".

El Consistorio ha comenzado este mes el plan de distribución de más de 30 toneladas de alimentos no perecederos entre un total de 1.433 personas, de las que 551 son menores de 15 años. Según los datos del padrón municipal de fecha 2 de mayo de este año, Arona tienen una población de derecho de 93.496 residentes, de los que 8.577 son menores de 15 años.

Desde este ejercicio 2017 las ayudas para abonar el alquiler de la vivienda habitual se han multiplicado por cinco.

"Se han creado nuevas ayudas para la cobertura del alojamiento temporal para personas sin hogar y con riesgo de exclusión social, en el entorno habitual de residencia, y el alquiler provisional por situaciones de fuerza mayor o emergencia; también se han incluido los suministros básicos, como luz, gas y agua; a suministros del hogar esenciales, como nevera o lavadora; al traslado y a material escolar y libros, así como la inclusión de la compra de gafas graduadas, prótesis auditivas ", informan desde el consistorio.

El Ayuntamiento de Arona facilita además una nueva ayuda para facilitar la conciliación familiar y laboral "en los casos en que se cumplan los requisitos esenciales, con servicios de permanencia, de acogida temprana, comedor, uniformes y recursos para periodos no escolares. También se ha incorporado a las ayudas de emergencia social las relativas a materiales y libros, lo que permitirá tenerlas abiertas todo el año".