Nuevas reuniones para encaminar el brexit

Representantes de los Gobiernos británico y escocés se reúnen en Edimburgo para abordar la posibilidad de que el Parlamento escocés obtenga nuevos poderes una vez ejecutado el brexit. 

El primer secretario de Estado y "número dos" del Ejecutivo de Londres, Damien Green, se reunirá con el viceprimer ministro escocés, John Swinney, y con el responsable en Escocia para la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), Michael Russell.

En esa reunión, en la que también estará el ministro escocés David Mundell, se identificarán, previsiblemente, áreas a las que, según ambos gobiernos, se deberían ceder poderes al Parlamento escocés una vez este país deje el bloque comunitario.


Según el llamado proyecto de ley de la Gran Derogación, que trasladará la legislación comunitaria a leyes británicas, la normativa de la UE repatriada de Bruselas irá, en primera instancia, al Parlamento de Westminster.

Michael Russell: Westminster asumirá el "control exclusivo" sobre "áreas significativas" para las autonomías.

En declaraciones a medios locales previas a ese encuentro, Michael Russell ha indicado que el proyecto de Ley, tal y como está ahora planteado, implica que Westminster asumirá el "control exclusivo" sobre "áreas significativas" para las autonomías.

Entre ellas ha citado, como ejemplo, "el apoyo a los granjeros escoceses y los productores de alimentos y muchos aspectos de protección medioambiental y control de las aguas".

"Sabemos que el Gobierno británico ha puesto sus miras en más de 100 áreas de política. Esto es una amenaza directa contra el acuerdo de la devolución de poder por el que los escoceses votaron de manera abrumadora en 1997", ha observado.

Russell ha agregado que tanto Escocia como el Gobierno galés han dejado claro que "no pueden recomendar un consentimiento legislativo al proyecto de Ley tal y como está estipulado ahora".

Por ello, con la reunión de hoy pretenden "dejar claro que han de llevarse a cabo modificaciones para proteger la devolución de poderes".

Damien Green: "Queremos un diálogo positivo y abierto con el Gobierno escocés"

Por su parte, Damien Green ha afirmado que la reunión prueba "el compromiso a llevar a cabo negociaciones progresivas" del Ejecutivo de Londres.

"Queremos un diálogo positivo y abierto con el Gobierno escocés para asegurar que no surgen barreras a las personas que viven y hacen negocios en el Reino Unido", ha dicho.

"En algunas áreas será necesario implementar un enfoque común y habrá otras donde pretendo que los Gobierno escocés y británico puedan progresar a la hora de identificar áreas que podrían ser trasladadas a Holyrood (parlamento escocés) bajo los nuevos acuerdos legislativos", agregó.

En este sentido, Green ha señalado que se espera "un incremento significativo en el poder de toma de decisiones de cada autonomía"