Londres espera dar nuevos pasos para el Brexit antes de noviembre

El Gobierno británico ha reiterado su "confianza" en que la segunda fase de las negociaciones para el "brexit" con la Unión Europea (UE), para abordar la futura relación comercial, pueda comenzar en otoño, como se había previsto. 

Una portavoz de Downing Street -residencia y despacho oficial de la primera ministra británica, Theresa May- ha apuntado que desde el Ejecutivo se mantiene la "confianza en que se habrán realizado suficientes progresos para octubre a fin de poder hacer avanzar las negociaciones hacia la siguiente fase".

"Ése es nuestro objetivo y tenemos la confianza en que estamos trabajando al ritmo adecuado para poder llegar a ese punto", ha agregado esa fuente.

La declaración del Gobierno llega después de que el primer ministro esloveno, Miro Cerar, indicara al diario británico "The Guardian" que cree que el proceso "llevará, sin duda, más tiempo que el esperado al comienzo de las negociaciones".


Londres siempre ha manifestado su intención de poder abordar cuál será la futura relación comercial entre ambas partes después de octubre, si bien desde Bruselas han advertido de que primero tiene que haber "progresos suficientes" sobre temas clave del proceso, como el acuerdo financiero, los derechos de los comunitarios y las fronteras irlandesas.

"Hay demasiados asuntos difíciles sobre la mesa, asuntos complicados que uno no espera poder resolver según el calendario dispuesto en primer lugar", ha afirmado Cerar en este sentido, según publica el citado periódico.

Ese político será uno de los 27 líderes europeos que en la próxima cumbre de octubre en Bruselas decidirá si se ha logrado avanzar lo suficiente sobre el acuerdo de divorcio en sí para poder pasar a abordar la futura relación post-brexit entre el bloque comunitario y este país.

La tercera ronda de esta primera fase del proceso negociador del "brexit" se reanudará la próxima semana, si bien la misma fuente del Gobierno indicó que los funcionarios que trabajan en el ministerio para la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE) están en constante comunicación con los negociadores comunitarios a fin de hacer avanzar el proceso.