Cruz: “Me gustaría ser campeón con otro coche”

Año tras año, el palmarés del automovilismo canario sigue engrandeciendo la figura de Enrique Cruz. A sus 31 años, son ya cuatro títulos de Campeón de Canarias de Rallies de Asfalto a los que sumar los ocho (cinco en turismos y tres en barquetas) obtenidos en montaña. En esa última disciplina esta temporada tuvo que claudicar ante el poderío del tándem que formaron Luis Monzón y el Audi R8 LMS, pero en rallies, tras sacudirse todos los rivales desde el Isla de Gran Canaria, ha sido un paseo triunfal.

Competitivo como es, a Cruz le habría gustado tener hasta el final la presión de Armide Martín, Yeray Lemes, Luis Monzón o Alfonso Viera, por ello, si da valor a un resultado, es a aquel en el que se impuso a muchos de los que han sido sus rivales esta temporada. En tiempo futuro, el piloto de La Laguna espera poder seguir teniendo en sus manos un coche ganador, aunque si le dan a pedir, le atrae el reto de hacer ganar por primera vez en Canarias un R5.


¿Es quizá uno de los títulos que menos pones en valor por la falta de rivales que han sufrido en esta segunda mitad de temporada? 
Sinceramente, creo que ganamos este campeonato no en este rally ni en La Palma sino en el Rally Isla de Gran Canaria porque allí estaban los rivales y los equipos más fuertes. Ganarles en su casa fue dar un golpe sobre la mesa y a partir de ahí todo fue más fácil. Fue ahí donde se decidió y, a partir de entonces, tuvimos que hacer carreras con mucha cabeza, pero estoy muy contento. Es mi cuarto título y todo ha ido perfecto a pesar de que esta temporada empezamos con copiloto nuevo y de que la normativa de la brida y los neumáticos asimétricos nos penalizó mucho en los dos primeros rallies. No lo tuvimos fácil de entrada, pero con esfuerzo, mentalidad y un equipo entero involucrado lo conseguimos.   

Teniendo en cuanta la experiencia que tenías ya con Ariday Bonilla, ¿hasta qué punto notaste el cambio de copiloto a principio de temporada? ¿Lastró ese arranque de año?
No, no hubo lastre alguno. Todo lo contrario, el arranque con él fue muy bueno y él es un copiloto súper profesional. Desde el inicio nos entendimos muy bien, pero lo que pasó es que le tocó bailar con la más fea de entrada, ya que, con los neumáticos y ese cambio de brida, nos cogió un poco por sorpresa todo y no pudimos hacer un buen set-up del coche. No fue un problema de copiloto ni mucho menos, sólo por esa normativa. 

¿Qué pasará entonces si se instauran esas normas en el Campeonato de Canarias de Rallies?
Yo ya he transmitido mi descontento a Fernando Capdevila, que es nuestro jefe de equipo. ¿La brida? Podría valorarse y hasta me daría igual, pero con los neumáticos sí que nos negamos rotundamente porque estamos hablando de la seguridad. A partir de los 12 kilómetros de tramo el coche se hace inconducible; esos neumáticos no se fabrican como los asimétricos con los que, por ejemplo, corren los R5 o los R2. Para los GT se han hecho unas rayas para ‘escapar’. Creo que es una medida que no se puede tomar porque choca con la seguridad.  

A propósito de los R5, hay quien apunta que tu siguiente paso podría ser el de hacer campeón un coche de esta categoría en Canarias. ¿Tiene fundamento este rumor?

Lee íntegra la entrevista a Enrique Cruz en este enlace de MotorEnLínea.es.