Audi lanza una versión deportiva de su SUV eléctrico

La versión con diseño más deportivo del SUV eléctrico Audi e-tron está prevista que llegue está primavera, según el fabricante, que ha fijado un precio de partida para España de 75.340 euros para la versión menos potente y de 87.080 euros para la más prestacional. 

El Audi e-tron Sportback es un SUV con carrocería coupé que mide 4,90 metros de largo, 1,93 metros de ancho y 1,16 metros de alto. Exteriormente se diferencia del Audi e-tron del que se deriva por una línea de techo que desciende de una forma muy marcada según se va aproximando a la parte trasera del vehículo.

Está a la venta en dos versiones: Audi e-tron Sportback 50 quattro de 313 CV para recorrer hasta 347 kilómetros y la 55 quattro de 408 CV y hasta 446 km (según WLTP).

El primero acelera de 0 a 100 km/h en 6,8 segundos y alcanza una velocidad punta de 190 km/h, mientras que el segundo lo hace en 6,6 segundos (si el selector de la palanca está en S, el sistema pasa de generar 360 CV a 408, con lo que reduce ese tiempo a 5,7 segundos) y tiene una velocidad máxima limitada a 200 km/h.

Ambos equipan de serie modos de conducción (Audi drive Select), transmisión automática y tracción total (gracias a que monta un motor eléctrico en cada eje, cuando el coche detecta pérdidas de agarre activa el delantero para una máxima estabilidad y agarre).

Todos los elementos pesados han sido agrupados en el centro del vehículo para que la relación de pesos sea casi de 50:50 y el centro de gravedad se ha bajado, lo que evita que el SUV se descoloque en curva por tener más altura que un turismo.

La batería (de 86,5 kWh de capacidad neta en el Audi e-tron Sportback 55 quattro y de 64,7 kWh en el 50 quattro ) está alojada bajo el piso del habitáculo, fijada por 35 puntos en la estructura del coche y protegida de un carcasa especial para minimizar los daños en caso de choque.

En un punto de carga rápida (de corriente continua y de hasta 150 kW) en poco menos de media hora se puede obtener el 80% de la batería. La versión 50 quattrro no puede sobrepasar cargas de 120 kW, pero obtiene similar porcentaje de recarga en el mismo tiempo.

Su parrilla Singleframe octogonal está cerrada en gran parte y pintada en gris platino, característica identificativa de los modelos e-tron cero emisiones. Los faros de matrix led (opcionales) están formados por cuatro segmentos horizontales, exhibe inserciones negras en los faldones laterales y en la zaga, donde se han eliminado las salidas de escape, los faros traseros están conectados por una línea de luz que le hace fácilmente identificable.

Frente al Audi e-tron goza de mejor aerodinámica, especialmente si monta (son opcionales) los espejos retrovisores exteriores virtuales: los tradicionales son sustituidos por cámaras que proyectan las imágenes que graban en unas pantallas OLED situadas en el interior de ambas puertas delanteras.

En el interior, la altura al techo solo se ha reducido en 2 centímetros respecto al Audi e-tron y hay espacio para cinco pasajeros, en una cabina que combina diseño y tecnología (la instrumentación es digital y la pantalla central del sistema de infoentretenimiento está dividida en dos).