“Los periodistas tenemos la responsabilidad de controlar el poder en el sistema democrático”

Desde 1992 hasta ahora, Mayer Trujillo ha estado relacionado con el mundo de la radio. “Es una profesión tan apasionante como exigente”, afirma. En la actualidad, además de director de contenidos de la Cadena Cope en Canarias, es el encargado de poner voz a las mañanas de esta emisora. Desde su experiencia afirma también que al periodimo le ha faltado una posición más crítica para ayudar a que el sistema tenga un mejor funcionamiento global.

- ¿Cómo llegó al periodismo?

- Mi primera relación con un medio fue en Radio Joven, una emisora municipal de Garachico.  Allí descubrí la pasión por los micrófonos. Unos años más tarde, tuve la suerte de participar en las emisiones iniciales de Televisión Daute, una cadena local de Los Silos.

- Desde fuera pudiera parecer muchas veces que es una profesión idílica, ¿usted qué opina?

- Tiene mucho de vocacional, hay que estar enamorado de la profesión para dedicarle tantas horas y vivirla con intensidad. Es igual de apasionante que de exigente.

"Las redes sociales han cambiado la forma de hacer radio"

- ¿Qué es lo mejor de ser periodista? ¿Y lo peor?

- Lo mejor de ser periodista es que disfrutas con tu profesión,  como decía el periodista de La Vanguardia Manuel Ibáñez Escofet, deberíamos pagar por poder ejercerla. Lo peor es que no puedes desconectar nunca, siempre tienes que estar pendiente de la última hora, mucho más ahora que la actualidad no descansa en ningún momento.

- ¿Qué tiene de especial un medio como la radio?

- La frescura y la inmediatez. Muchos de los titulares que conseguimos en la radio se deben a que pillamos a los entrevistados desprevenidos.

- Hasta dónde llega el periodismo en su día a día. ¿Logra desconectar de la profesión?

La necesaria higiene mental te obliga a parar en determinados momentos pero esto van tan rápido que no te puedes desconectar demasiado tiempo, corres el riesgo de perderte mucha información.

- ¿Qué papel juegan las redes sociales en el periodismo? ¿Y en su vida personal?

- Me parecen una herramienta poderosa para interactuar con los oyentes: conocer sus opiniones, escuchar sus propuestas para abordar en antena, recibir información en directo  con imágenes o vídeos…Ha cambiado la forma de hacer radio. Los oyentes te sugieren preguntas muy agudas y sus comentarios aportan frescura al programa.

-¿Cuál es la noticia que más le ha costado dar?

- El primer caso de violencia machista que cubrí. Fue en Santa María del Mar. Me encontré una imagen tan desagradable que jamás se me olvidará.

- ¿Siente que los periodistas son verdaderamente lo que se conoce como 'el cuarto poder'?

- Tenemos la grave responsabilidad de controlar el poder en el sistema democrático. Este es nuestro papel. Siempre he pensado que muchas cosas no funcionan bien debido a que no hemos adoptado una posición más crítica. Y también me alegra mucho cuando gracias a nuestra influencia podemos ayudar a alguna persona que la administración la está ninguneando.

- ¿Hasta qué punto los políticos intentan interferir en el trabajo de los periodistas?

- Hombre, está claro que no les gusta que seamos críticos con su gestión. Pero ya lo dice la conocida frase atribuida a Orwell: “Periodismo es publicar lo que alguien no quiere que publiques”. En los medios no estamos para ser relaciones públicas ni para bailarle el agua a los políticos.