Lo que no te cuentan: Las estafas que nos trajo el coronavirus

Tuvigú

Durante esta crisis sanitaria fruto de la irrupción del coronavirus han proliferado numerosos bulos y estafas principalmente a través de redes sociales y mensajes de WhatsApp, donde campan a sus anchas. Se trata de informaciones que han llevado y siguen llevando a los  ciudadanos a la confusión, pese a haberse superado ya ampliamente el primer año de pandemia. 

Asimismo, los continuos cambios en las restricciones y las informaciones contradictorias sobre el ritmo de vacunación han ayudado a que los bulos y estafas se ejecuten a mayor velocidad aprovechando el desconcierto y cogiendo desprevenidos a muchos ciudadanos.

Aunque la población debe conocer y difundir solo noticias, recursos e informaciones que provienen de fuentes contrastadas y de organismos e instituciones oficiales, lo cierto es que, para muchos, a veces resulta difícil diferenciar un servicio real de una estafa entre las muchas que han proliferado bajo el paraguas del coronavirus, lo que ayuda a su distribución y asimilación como ciertos.

Desde números para apuntarse a listas de vacunación falsas para los que debes aportar gran cantidad de datos personales, pasando por anuncios que ofrecen tratamientos milagrosos para recuperarse o prevenir la covid-19, así como la venta a precios competitivos de supuestos kits de pruebas de detección que no han sido aprobados por Sanidad ni ofrecen ninguna evidencia de cumplir con su propósito…

Tanto la Policía como la Guardia Civil no han cesado en su empeño por alertar acerca de cómo los amigos de lo ajeno siguen sacando ventaja de la incertidumbre, especialmente entre nuestros mayores. Por ello alertan reiteradamente de estas actuaciones para que “no piques” y llames al 091 para informar sobre estos estafadores. 

Explican que los delincuentes han ajustado sus técnicas usando la COVID-19 como excusa. Desde falsos sanitarios que telefonean a personas de edad avanzada para ofrecer la vacuna contra la COVID-19 en sus propios domicilios, en los que aprovechan cualquier descuido para robar, hasta llamadas en las que informan del envío de técnicos a casa para inspeccionar si cumplimos con las medidas contra el coronavirus. 

Tampoco la Consejería de Sanidad  va a desinfectar su domicilio del virus como premio por responder una encuesta sobre la COVID-19 en Canarias, una de las estafas más difundidas.

La Guardia Civil también alertó sobre una falsa aplicación para detectar el coronavirus que busca robar datos bancarios aprovechando el temor a contraer la covid-19.

Pero aún hay más. Recientemente el Instituto Nacional de la Seguridad Social ha detectado la publicación de páginas web destinadas a solicitar el Ingreso Mínimo Vital. Estas páginas no tienen carácter oficial y es falso que sirvan para realizar estos trámites, por lo que se recomienda a los ciudadanos no facilitar sus datos personales ni bancarios en ellas. La Seguridad Social siempre recomienda el uso de canales oficiales para consultas y trámites administrativos. Cumplir estas recomendaciones nos puede librar, seguro, de más de un buen disgusto.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

ÚLTIMAS NOTICIAS

CajaSiete Banner Noviembre