Lo que no te cuentan: El dopaje en el deporte

Tuvigú

El deporte tiene muchas batallas en el horizonte que vencer y una de ellas es la de acabar con el dopaje. En el año 2019, las disciplinas con más casos de dopaje fueron: atletismo (81 casos) levantamiento de pesas: (78 casos), béisbol (61 casos) fútbol americano (42 casos), ciclismo (32 casos), equitación (29 casos), artes marciales mixtas (19 casos) y tenis (17 casos).

Dopaje, según definición del diccionario de la Real Academia Española, es la acción de dopar: administrar fármacos o sustancias estimulantes para potenciar artificialmente el rendimiento del organismo, a veces con peligro para la salud.

Dentro de las principales sustancias dopantes están los estimulantes, como por ejemplo la anfetamina, la efedrina, la cafeína y la cocaína. Su objetivo es conseguir mayor rendimiento de los deportistas, retrasando su cansancio y así conseguir ventaja con el resto de competidores. Otra de las sustancias más utilizadas son los esteroides anabolizantes. Consiguen aumentar la masa muscular y la fuerza y retrasan el agotamiento. 

Varios deportistas consagrados, con carreras sobresalientes, han visto como se les ha despojado de sus logros al encontrar sustancias dopantes en su organismo. Quizás, el caso más sonado, es el de la estrella del ciclismo Lance Armstrong. El americano fue acusado de usar sustancias ilegales para mejorar su rendimiento. Con esta sentencia, uno de los mayores deportistas de todos los tiempos se vio obligado a entregar los siete títulos del Tour de France, la prueba maestra de este deporte, que consiguió. Pero este caso no ha sido el único. Diego Armando Maradona fue suspendido del fútbol durante quince meses por encontrar en su organismo restos de cocaína en el año 1991. Tres años después volvió a dar positivo. En 1988, Ben Johnson consiguió la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Seúl pero tuvo que renunciar a ella ya que un control de orina posterior a la prueba señaló que se había dopado para la ocasión.

Estos solo son ejemplo de una larga lista de deportistas que se colocaron en el número uno de su deporte pero que desilusionaron a sus seguidores. 

Muchas son las organizaciones que intentan acabar con el dopaje para conseguir así un deporte limpio. La Agencia Mundial Antidopaje es una organización internacional e independiente que supervisa la lucha mundial contra el dopaje en el deporte. Cada país cuenta también con su propio organismo dedicado a la misión de acabar con esta lacra.

Pero, ¿qué pasa con los deportistas? El dopaje es mucho más peligroso de lo que parece. No se trata de mejorar el rendimiento a través de unas sustancias para conseguir el éxito y ya está. Hay efectos secundarios graves para la salud de los implicados.

Algunas de las consecuencias, más allá de la falta de admiración por la opinión pública, son la aparición de enfermedades psíquicas como por ejemplo ansiedad, alucinaciones y psicosis crónica.

Las instituciones son optimistas de cara al futuro en lo referido a frenar el dopaje. Mano dura, más test y avances científicos conducen a un deporte sin trampa.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

CajaSiete Banner Noviembre