Liderazgo y gestión de equipos: Desarrollo Personal

Tuvigú

Desde Tuvigú queremos hablarte en el capítulo de hoy sobre el liderazgo y lo que significa para nosotros la figura de un buen líder, actualizado y que lleve a diferentes departamentos y personas a trabajar como si fueran uno solo.

Resulta fundamental para nosotros plantearnos la importancia de las siguientes características en los líderes que más admiramos, tanto cercanos como esos emprendedores estrella cuya estela siempre hemos seguido:

1. Dejar el ego fuera.
Consideramos imprescindible que un líder sea capaz de aportar a un equipo una visión global que unifique. Cuando la jerarquía está construida para alimentar el ego de cada departamento o profesional por separado, se puede correr el riesgo de que dentro de una misma empresa haya divisiones que puedan difuminar un objetivo común claro. Un gran líder deja su ego fuera de la ecuación y también consigue que los trabajadores aporten desde la esencia y no desde la competitividad.

2. Formación continua.
“Solo sé que no sé nada” fue la frase del sabio Sócrates. Si un profesional va a dirigir a un grupo de personas resulta imprescindible que esté en un continuo proceso de búsqueda y de aprendizaje, para que la empresa permanentemente se esté renovando.

3. Organizar el trabajo.
Organizar cada acción permitirá que todo el mundo tenga una imagen bien clara de lo que debe aportar y de cuáles son los objetivos a conseguir. Este desglose de tareas y objetivos también es una motivación diaria para cada miembro del equipo, porque si el trabajo sale, la empresa podrá estar siempre en movimiento constante.

4. Cuidar el ambiente de trabajo.
Resulta fundamental cuidar las relaciones personales y hay que tener en cuenta los diferentes temperamentos de los integrantes del grupo. El líder del equipo debe ser la persona encargada de medir los ánimos de la gente involucrada y también averiguar cuáles pueden ser las causas de posibles problemas.

5. Medir el tiempo.
Frecuentemente oímos hablar de la inversión económica, pero también resulta vital para el buen desarrollo de un proyecto que la medición del dinero vaya acompañada de una gestión del tiempo adecuada.

6. Medir el dinero.
Por supuesto, el dinero es la gasolina de cualquier proyecto, pero mucha gente se preguntará cómo conseguir más dinero para invertir en el futuro. No tenemos una respuesta clara, pero sabemos que va en el camino de la paciencia, el ingenio y el conocimiento.

7. Compañerismo.
Si el equipo tiene una misión clara, el líder sabrá apoyar cada situación con empatía, siempre sin perder de vista el ambiente en el lugar de trabajo.

8. Curiosidad y ganas.
Un líder es capaz de mostrar curiosidad continua por descubrir y aprender. Es el motor de una empresa y contagiar este entusiasmo a todo el equipo es necesario.

9. Estas son las normas…
Los malos entendidos normalmente se producen por falta de conocimiento o por no dejar claras las normas del juego. Si todo el mundo sabe a qué debe atenerse, no habrá problemas por el camino y, si surgen, tendrán una fácil solución.

10. Ejecución de buenas ideas.
La ejecución convierte las buenas ideas en realidad y, por lo tanto, también una buena ejecución hace que los sueños se cumplan. Un líder ejecuta de forma impecable cada proceso del trabajo junto a su equipo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

CajaSiete Banner Noviembre