Las algas, un tesoro a nivel nutricional

Las algas marinas, o lo que es lo mismo, las verduras del mar, son un alimento que se encuentra en tendencia en la actualidad, debido al importante espacio que ha ocupado la gastronomía asiática (la japonesa, principalmente) en occidente en los últimos años.  
Las algas presentan una gran riqueza de variedades, formas, colores y sabores y se caracterizan por crecer en todos los rincones del planeta. Su forma más generalizada de consumo es a través del tradicional sushi o en la sopa de miso. Las propiedades de las algas, sus principales variedades y sus posibilidades culinarias, han sido analizadas en la revista de salud natural denominada Cuerpomente, como se muestra a continuación. 
https://atlanticohoy.com/wp-content/uploads/migrate/posts/standard/2020/1/22/9/1ZNTNOJ322JT32EOFMBI5UZPY5M9Y6EW/L2Z40AUQICGIB3TG.PNG
Sushi con alga nori | PIXABAY
Principales propiedades nutricionales
Debido a las múltiples variedades de algas disponibles que hay a nivel mundial, los beneficios y propiedades nutricionales que nos pueden proporcionar son, asimismo, múltiples. Sin embargo, la mayor parte de las mismas presentan una serie de propiedades comunes, las cuales se muestran a continuación:
  • Fuente de yodo: el yodo es uno de los minerales estrella de las algas. Se trata de un oligoelemento imprescindible para el metabolismo energético de las células. No obstante, es necesario tener en cuenta que, en casos de hipertiroidismo, es conveniente mantener un control estricto en la ingesta de este mineral.
  • Aporte de fósforo: el fósforo se halla presente, en mayor o menor medida, en todas las algas, siendo la que más lo contiene la denominada espagueti de mar.
  • Fuente de calcio: respecto al calcio, se han realizado diversos estudios, gracias a los que se ha llegado a la conclusión de que gran parte de las algas aportan más calcio que la misma leche, por lo que ayudan a prevenir la osteoporosis. Concretamente, las que poseen un contenido más elevado de este mineral son el alga hiziki (1.400 mg/ 100g) o el arame (1.170 mg/ 100g).
  • Ricas en hierro: las algas aportan hierro, el cual se puede absorber de mejor manera gracias a la presencia de vitamina C, la cual desempeña un importante papel en su absorción. Por consiguiente, estas verduras marinas son realmente recomendadas en casos de hierro bajo o anemia.
  • Vitaminas y mucha fibra: las algas contienen una gran cantidad de vitaminas, entre las que destacan la A, la B, la C y la E. A su vez, contienen una gran cantidad de antioxidantes y un gran aporte de fibra, lo que favorece en la realización de buenas digestiones y generan una sensación de saciedad.
  • Favorece la salud cardiovascular: las algas son un alimento con un bajo contenido en grasas y ayudan a mantener a raya el colesterol LDL, comúnmente conocido como “el malo”.
Diccionario básico de algas
De entre las variedades de algas más comunes, se encuentran las siguientes:
  • Kombu: muy rica en yodo, oligoelementos esenciales y en ácido glutámico. Se emplea, principalmente, en potajes, sopas y caldos.
  • Wakame: rica en calcio, potasio y vitaminas B y C. Simplemente con ponerla a remojo unos minutos se puede incluir en ensaladas, patés o pestos.
  • Nori: es la popular alga del sushi, la cual destaca por ser fácil de digerir y por su aporte en proteínas y vitamina A. Es indicada, asimismo,  para guisos, pastas, sopas y ensaladas.
  • Hiziki: es muy rica en calcio y en vitaminas del grupo B. Hay que cocerla al menos media hora. Su intenso sabor a mar da un gran fondo a guisos y platos de legumbres.
  • Agar agar: se trata de un extracto de algas con un gran poder gelificante y un sabor neutro. Se emplea como alternativa a los gelificantes de origen animal en pasteles salados o gelatinas de frutas.
Debido a las infinitas propiedades nutricionales que poseen las algas, así como a su gran variedad y posibilidades culinarias, deberíamos consumirlas más a menudo y no simplemente de manera esporádica u ocasional, para así poder disfrutar de los beneficios de estas verduras que nos proporciona el mar.