La importancia de transmitir tranquilidad a los menores

AdminsitradoresFincasSC

El Colegio de Psicología de Santa Cruz de Tenerife ha destacado este miércoles que la educación presencial es un derecho fundamental para el desarrollo integral de niños y jóvenes, y la importancia de transmitir tranquilidad en un curso marcado por la incertidumbre.

En un comunicado, señala la función fundamental de las familias en el proceso de adaptación de los alumnos a la escuela en el inicio de un curso que tiene más novedades y más incertidumbres que nunca. Además, señala el Colegio de Psicología, está el interrogante de cómo se van a desarrollar las clases, y qué sucederá a lo largo del curso o qué medidas se adoptarán.

No obstante, recuerda, la educación presencial es muy necesaria para la educación integral de los niños y las niñas, y asistir al colegio es un derecho fundamental, que va más allá del aprendizaje de conocimientos de carácter formal.

Dice el Colegio de Psicología que la escolarización es un pilar fundamental en el desarrollo de niños, niñas y jóvenes como elemento socializador y de transmisión de valores sociales y personales que marcarán el resto de sus vidas, como son el esfuerzo, la responsabilidad, el compañerismo, el respeto, la igualdad, la convivencia pacífica, y un largo etcétera.

Por ello, señala que debería evitarse, siempre que sea posible, un nuevo confinamiento y optar, llegado el caso, por limitar otros derechos antes que el derecho a la educación. Lo que, según el Colegio de Psicología de Santa Cruz de Tenerife, sí parece inevitable es la necesidad de tomar medidas puntuales con grupos de alumnos en caso de "positivos", lo que supondrá pequeñas cuarentenas a lo largo del curso. Y para esto apunta que es preciso prepararse, sobre todo para afrontar nuevamente la educación online y la conciliación familiar.

Comenta que es cierto que esta modalidad nunca podrá sustituir a la presencial, pero cree que se debe asumir que de forma "transitoria y breve volveremos a encontrarnos" con ella. En este sentido, pide que se tenga en cuenta que ésta solo es posible si garantizamos que los niños disponen de la tecnología necesaria, un espacio propio para el estudio y las tareas escolares, el apoyo de un maestro/profesor constante y diario, y la supervisión de un adulto en casa. Obviamente, añade, sin cubrir todos estos aspectos, la modalidad en línea no es una opción, porque aumentaría no solo la conocida brecha digital, sino también la brecha social y educativa.

hospiten1350sep2020

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

El duende del fuego