La Candelaria pone en marcha una Unidad de Cuidados Agudos Cardiológicos

Tubigú

El Hospital Universitario de la Candelaria, en Tenerife, ha puesto en marcha una Unidad de Cuidados Agudos Cardiológicos, donde cardiólogos y médicos intensivistas del centro abordan de forma conjunta a los pacientes con patologías del corazón en su fase aguda.

Para ello, la dirección del centro ha habilitado un área diferenciada en la planta de cardiología con seis nuevas habitaciones dotadas de alta tecnología, control de enfermería y despacho médico, que se suman a las camas monitorizadas ya existentes en la UVI, ha indicado este miércoles el Gobierno canario.

La directora gerente del centro hospitalario, Natacha Sujanani, señala en un comunicado que la apertura de esta unidad funcional permite aliviar la ocupación de camas en UVI e incrementar así su capacidad para atender posibles casos graves de covid-19. El jefe de Cardiología del Hospital Universitario de la Candelaria, Julio Hernández, declara que con este proyecto se incrementa la asistencia a los pacientes cardiológicos más graves que requerían estabilización en la UVI, y que ahora "cuenta con un espacio funcional y multidisciplinar donde cardiólogos e intensivistas optimizan el cuidado y seguimiento de estos pacientes".

En el comunicado se explica que las enfermedades cardiovasculares son patologías muy comunes en la sociedad, debido en su gran mayoría, a factores como la obesidad, hipertensión, diabetes y hábitos de vida no saludables, que provocan complicaciones agudas, elevada morbilidad y mortalidad.

El infarto agudo de miocardio constituye la principal causa de ingreso en este tipo de unidades, "aunque también otras patologías que pueden descompensar al paciente con cardiopatía y precisan de un manejo agudo e intensivo, como la insuficiencia cardíaca aguda, las arritmias o la disección aórtica", apunta Mar Martín, jefa del servicio de Medicina Intensiva. En este sentido, el manejo clínico de estos pacientes ha aumentado "enormemente" en complejidad en los últimos años como consecuencia de la aplicación de los continuos avances tecnológicos y terapéuticos, repercutiendo en una mejora en su pronóstico y calidad de vida.

Las actuaciones médicas en las descompensaciones agudas de las enfermedades cardiovasculares tienen una trascendencia enorme sobre la vida del paciente, se agrega en el comunicado. Por estas razones, es esencial que los médicos responsables del cuidado de los pacientes con enfermedad cardíaca crítica tengan una formación suficiente y actualizada y trabajen de forma coordinada.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...