Juan Carlos Armas: "'La Guardiana del cetro' es una experiencia única que nos mantiene ambientados en el Carnaval"

Tubigú

Juan Carlos Armas es, sin duda, uno de los grandes nombres de la alta costura de las Islas así como del Carnaval de Tenerife. 

Diseñó su primera candidata en 1994 y poco tiempo después, además de por sus diseños de impacto y emoción, consiguió llenar de magia el Recinto Ferial de Tenerife a través de las galas de Reina adulta que dirigió entre 2012 y 2015 y que ya han pasado a la historia de nuestras fiestas, sin olvidar sus cuatro títulos de Reina del Carnaval.

Este parón por la covid-19 no le ha alejado de su pasión por la moda, sector en el que ha celebrado ya más de 30 años en activo, ni de su amado Carnaval. A esta programación virtual, más concretamente a la elección de Guardiana del Cetro, presenta a su candidata Neólida Hernández, quien ya desfiló con uno de sus diseños más laureados con el que se convirtió en Reina adulta en 2006, y su propuesta 'This is my life'.

"Neólida tendrá la posibilidad de volver a vivir la experiencia, una experiencia nueva donde se ha encontrado con compañeras que han sido reinas y que va a ser muy bonita, algo único", adelanta para el medio digital canario AtlánticoHoy.

Juan Carlos Armas | Facebook JCA

-¿Qué le ha parecido la suspensión del Carnaval?

Es lo más lógico ya que se han suspendido todas las fiestas. Los expertos han valorado que lo lógico sería no celebrar los carnavales ni ningún tipo de fiesta, por cuestión obvia del covid-19, las infecciones.... Creo que todo será para que en un futuro podamos salir de esta pandemia.

"Si nos cuidamos todos y hacemos las cosas como las tenemos que hacer, el año que viene volveremos con fuerza a nuestro Carnaval , con las mismas ganas"

 

-¿Usted ya tenía tenía en mente algún diseño para este año antes de conocer definitivamente la suspensión?

Yo trabajo con un año de antelación por lo que, sobre todo en lo mío, que son las bodas y las pasarelas, se ha paralizado todo. Lo único que hemos hecho ha sido una pasarela para televisión a nivel internacional y Gran Canaria Moda Cálida, que se celebró, pero en cuestión Carnaval había preparado el boceto de las Celias, también el boceto para Sabor Isleño y estaba pendiente de Cariocas y de la candidata adulta que pensábamos presentar.

Pudimos hacer una reunión con los diseñadores a través de internet en la que le comentamos a José Manuel Bermúdez, alcalde de Santa Cruz de Tenerife, cuando aún no se había hecho la moción de censura, que los diseñadores éramos los grandes desprotegidos del Carnaval. Siempre somos los que hemos buscado candidatas, firmas..., y si hay trajes de 12, 14... incluso 40.000 euros, los diseñadores ponen en la Gala de la Reina hasta 4580.000 euros en forma de trabajo y trajes, conseguidos precisamente por ellos.

Este año salió el tema de la 'Guardiana del cetro', donde han querido hacer algo especial, con reinas de otros años, y nos han ayudado económicamente para elaborar esta fantasía y también para que las empresas que están un poco más flojas puedan colaborar de una forma y poder hacer una gala, entre comillas, virtual, con candidatas que han sido reinas del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife. Una experiencia única y que nos mantiene animados y ambientados en el Carnaval.

 

-¿Qué le parece la programación virtual de este año?

Presentamos una candidata con El Gusto por el Vino y Atlántico Autocentro con Neólida Hernández, que fue Reina. He tenido cuatro reinas en el Carnaval de Santa Cruz y es una de ellas. Neólida tendrá la posibilidad de volver a vivir la experiencia, una experiencia nueva donde se ha encontrado con compañeras que han sido reinas, una experiencia muy bonita, algo único..., a no ser en el año 2012, en que yo llevé la Gala y saqué a todas las Reinas del Carnaval de todos los tiempos, las 50 reinas, en un homenaje que se les hizo vestidas en traje de noche. Esta será una experiencia distinta: será la guardiana del cetro durante un año.

"Los diseñadores éramos los grandes desprotegidos del Carnaval. Siempre somos los que hemos buscado candidatas, firmas, y hemos puesto hasta 4580.000 euros en trabajo y trajes, que los consiguen precisamente los diseñadores"

 

- ¿Cree que 2022 nos devolverá las fiestas? ¿Qué cambiará en nuestra apreciación de ellas?

Esto es algo que va a pasar a la historia. Espero que se solucione, lo podamos sobrellevar y que sea una experiencia. No es la primera vez que pasa algo así en este mundo. Ya hubo la 'gripe española' y, si seguimos para atrás, otras, lo que nos ha ayudado un poquito a tener más cuidado, ser mejores personas, a apreciar más lo que tenemos, que ya lo sabíamos.

Somos muy débiles, como un cristal que en cualquier momento nos podemos romper. Este mundo se puede ir al garete en cualquier momento. Nosotros mismos nos lo estamos cargando con toda la polución y basura que estamos tirando. Tenemos que tener mucho más cuidado, cuidar más este mundo y ser más conscientes de todo. Eso nos puede ayudar un poco. La vida tiene que seguir.

Creo que hay mucha gente que no se da cuenta de lo que estamos pasando. Cuando empezamos con la pandemia al principio era miedo de ver cuánta gente moría, cómo veías las calles, países como Colombia con muertos tirados en las calles, pues la verdad es que adquieres un miedo tremendo. Gracias  a dios, con el temas de las mascarillas y las vacunas, porque al principio no se sabía nada, hemos logrado sobrellevarlo, cuidarnos un poco y cuidar a los nuestros y, sobre todo, pensar que, si nos cuidamos todos y hacemos las cosas como las tenemos que hacer, el año que viene volveremos con fuerza a nuestro Carnaval , con las mismas ganas".

-Queríamos preguntarle por sus próximos proyectos. Sabremos que la covid-19 le ha influido mucho en sus compromisos profesionales. ¿Cómo ve el presente año con estos antecedentes?

La verdad es que se paró todo. Hice con Tenerife Moda un programa que se emitió hasta el otro día a nivel internacional, además de presentar colección en Gran Canaria Moda Cálida con la firma de baño. Para este año empieza el trabajo de novias hacia junio, julio y agosto, con los trajes de fiesta, que es mi fuerte, y las direcciones artísticas en algunos casos. Esperemos que para julio-agosto se vaya solucionando todo y que el año que viene esté mejor.

Es ver cómo se presenta todo, tener mucha mano izquierda después de esta crisis horrorosa que nos ha afectado a todos, sobre todo al creativo, a los diseñadores y personas que hacemos dirección de espectáculos, como yo, que llevaba muchísimas direcciones artísticas en Güímar y otros sitios. Todo se paró. Ha sido un año bastante duro, pero hay que tener esperanzas, creer que todo esto se puede mejorar  y que el año que viene podremos estar ahí y volver a tener una vida normal. Volver a crear, diseñar, presentar colecciones y seguir con mi trabajo".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...