Jaque del alquiler vacacional a la capital

La Sociedad de Desarrollo del Ayuntamiento de Santa Cruz ha urgido hoy al Gobierno de Canarias a analizar en profundidad los efectos asociados al crecimiento de la oferta de alquiler vacacional y a proceder con precisión a la regulación normativa de esta modalidad turística.

El concejal de Promoción Económica del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, Alfonso Cabello, afirma en un comunicado que la ciudad vive un momento muy bueno en cuanto a turismo, con altas cifras de llegadas de cruceristas, excursionistas y alojados, pero la carencia de normativa en el alquiler vacacional hace que el sector empresarial hotelero "esté muy preocupado".

Cabello ha mantenido en las últimas semanas varias reuniones con el tejido empresarial hotelero de la capital, donde además de repasar la situación del sector se ha trasladado la preocupación que existe por el alquiler vacacional en la capital.

"En los últimos tiempos hemos vivido un incremento del precio del alquiler de vivienda en torno al 8 por ciento, los indicadores socioeconómicos muestran que estamos saliendo de la crisis y hemos detectado un incremento en las viviendas destinadas a alquiler vacacional en el municipio, algo que nos preocupa considerablemente, dado los efectos que puede traer en el sector turístico", explica el edil.

Alfonso Cabello señala que el alquiler vacacional provoca unos efectos en la economía del municipio "y según nos han hecho saber numerosos responsables de establecimientos hoteleros y extrahoteleros de la capital, el principal es la posible competencia desleal".

Por ello indica que es necesaria una regulación para que todos tengan las mismas reglas y apunta que el Gobierno autonómico debe entrar de manera urgente en este tema y establecer una normativa clara que ayude a mitigar la preocupación del sector en un asunto "tan delicado como es el alquiler vacacional".

En el mismo comunicado Carmen Martínez, propietaria de la pensión Cejas, pide que se activen los mecanismos adecuados para poner en marcha la regulación del alquiler vacacional, ya que considera que hay "una clara competencia desleal".

"Estamos muy preocupados con la situación, nos está afectando y el Gobierno debe tomar cartas en el asunto para establecer una legislación de manera urgente", afirma Martínez, propietaria del alojamiento turístico más antiguo de la capital tinerfeña, ubicado en una casa que data de 1906 y que es pensión desde 1945.