Descartada la causa natural en el incendio del palmeral de Fataga

El Cabildo de Gran Canaria ha declarado en fase de extinción el incendio que afectó este sábado al palmeral grancanario de Fataga (San Bartolomé de Tirajana), que obligó a desalojar el hotel rural Molino del Agua, y ha anunciado que ha abierto una investigación al descartarse la causa natural. Ahora mismo los operarios siguen enfriando el terreno y trabajando para evitar que cualquier rescoldo pueda avivar las llamas, una tarea que podría concluir en las próximas horas.

En su cuenta twitter, la institución insular destaca que el fuego afectó a la vegetación de unas 35 hectáreas -equivale a la extensión de unos 70 campos de fútbol- y que en lo que va de año la isla ya ha registrado siete conatos -afecta hasta 1 hectárea- y dos incendios -1 a 500 hectáreas-: éste de Fataga y otro de 1,5 hectáreas.

Tras destacar que los bomberos del parque de San Bartolomé de Tirajana se incorporaron junto a los equipos Presa de Medio Ambiente a la labores de extinción de las llamas, el Cabildo informa de que su Brigada de Investigación de Incendios Forestales (BIIF) ha iniciado este mismo domingo pesquisas porque descarta la causa natural.

Los investigadores deberán concretar si el origen del fuego es negligente o intencionado, un laborioso trabajo que abarcará semanas, según subraya la institución insular.

El Cabildo de Gran Canaria resalta, no obstante, que su unidad BIIF logra resolver el 80 por ciento de los casos en los que abre investigación.