La primera vuelta de las elecciones legislativas impulsa a Macron hacia la mayoría absoluta

El partido del presidente francés, Emmanuel Macron, logró el 32,32 % de los votos ayer en la primera vuelta de las legislativas, según los resultados definitivos, lo que debería permitirle conseguir el domingo próximo una amplia mayoría absoluta. La abstención alcanzó ayer un nivel récord en la historia de la V República, con un 51,29 %. 

Sobre la base de estos resultados, La República en Marcha (LRM) asociada con los centristas del MoDem podría tener entre 415 y 455 escaños (del total de 577 que hay en la Asamblea Nacional francesa) al término de la segunda vuelta, según las proyecciones actualizadas hoy por el instituto demoscópico Ipsos.

El partido de la derecha tradicional, Los Republicanos, quedó en segunda posición a nivel nacional (asociado con los centristas de la UDI) con un 21,56 % de los sufragios, que deberían traducirse en una horquilla de 70 a 110 diputados, menos de la mitad de los que tenía en la legislatura que acaba de finalizar.

El Partido Socialista (PS), la otra gran formación de Gobierno en los últimos decenios, sufrió una sacudida todavía mayor al quedar, con un 9,5 %, en quinta posición, por detrás del ultraderechista Frente Nacional (FN) y de la Francia Insumisa del líder de la izquierda radical Jean-Luc Mélenchon.

De acuerdo con las proyecciones de Ipsos, el PS se tendrá que contentar con entre 20 y 30 escaños, es decir que -con sus aliados- perderá al menos 250.

El FN se llevó el 13,2 % de los votos y terminó en tercera posición en términos absolutos, pero debido a su aislamiento difícilmente podrá contar con un grupo parlamentario propio, con entre uno y cinco diputados.