El chef español José Andrés emprende su particular cruzada contra el coronavirus

Donde hay una crisis humanitaria, ahí está José Andrés para dar de comer a los afectados. El popular chef español, afincado desde hace 30 años en Estados Unidos, ha puesto toda la maquinaria de su fundación World Central Kitchen para alimentar a los cientos de pasajeros del crucero en cuarentena Grand Princess, amarrado en el puerto californiano de Oakland por la crisis del coronavirus.

Y no es la primera vez que lo hace. Antes se encargó del primer crucero que estuvo en cuarentena por este mismo motivo, en Yokohama (Japón), a donde envió su equipo de logística para asegurar que las comidas llegasen al barco de forma segura, tal como ha hecho en otras crisis, como la del huracán María en Puerto Rico o las inundaciones de Carolina del Norte.

Según explicó José Andrés a Efe, "es importante que los alimentos sean cocinados desde fuera del barco" para evitar nuevos contagios desde las cocinas del crucero en cuarentena, una forma de asegurar el control sanitario y salir del bucle de las infecciones. "Jamás hemos tenido ni un caso de cólera; seguimos protocolos muy rigurosos", aseguró.

La fundación de José Andrés, uno de los grandes líderes latinos en Estados Unidos y entre las cien personas más influyentes del mundo según la revista Time, es algo así como el 'comando operativo de la ONU' en el terreno de la alimentación.

Antes de que atracase en el puerto de Oakland el crucero Grand Princess, con 21 personas contagiadas por el coronavirus, José Andrés ya tenía prácticamente todo preparado para suministrar comidas a pies del Pacífico y empezar a servir a cientos de pasajeros en cuarentena. Desde sus cocinas en San Francisco se enviaron en primera instancia 3.500 ensaladas frescas.

"Los del equipo de World Central Kitchen estamos trabajando hasta entrada la noche mientras cargamos el desayuno en el Grand Princess, ¡prepárate para la entrega del almuerzo mañana temprano!", escribió anoche José Andrés en su cuenta de Twitter, desde donde capta a muchos voluntarios para ayudar en las tareas de alimentar a estas miles de personas en problemas.

José Andrés, cuyas críticas a Donald Trump sobre la inmigración son bien conocidas, también ha criticado al presidente de Estados Unidos por su actuación para frenar la nueva epidemia, que ha llevado en Europa a medidas drásticas como el cierre de un país como Italia.

A su juicio, la actuación de la Administración Trump "está facilitando que se multipliquen" los casos de coronavirus en Estados Unidos e incluso se discutió por las redes sociales con el portavoz de Salud o cirujano general de EE.UU., Jerome Adams, a quien criticó el bajo nivel de evaluaciones de posibles casos de coronavirus y que deberían haber "mascarillas suficientes en caso de una Emergencia Nacional".

El cirujano general entró al trapo en Twitter y le llegó a pedir al "chef" que "utilice su plataforma para ayudarme a compartir más datos", como que las mascarillas en afectados ayuda a prevenir nuevos contagios. 

José Andrés se atrevió a recomendar a la Administración de Estados Unidos que se establezca un sistema de entrega de comidas escolares a domicilio porque "esto es una emergencia", ya que muchos colegios no cierran pese a la epidemia porque es el lugar en donde miles de menores pueden encontrar el alimento que les falta en casa. 

Pero ahí estará José Andrés, que fue nominado al Premio Nobel de la Paz por su compromiso con los afectados por los desastres naturales y su implicación en misiones humanitarias.

Mapa de la expansión del Coronavirus en el mundo