La Semana Santa anima a saborear la línea dulce del chocolate artesano

Cualquier momento es bueno para brindarnos un antojo en forma de pastel, dulce, bombón,... pero el caso que hay fechas señaladas para determinadas especialidades y una de ellas es, sin duda, la Semana Santas con sus torrijas, los rosquetes de huevo, marquesotes... A la que se unen los formatos del chocolate tan enraizados en Cataluña como son las monas o los huevos de Pascua.

El prestigioso repostero Teobaldo Méndez y su equipo de El Aderno, con varios establecimientos en las Islas y casa matriz en Buenavista del Norte, se encarga de endulzar un año más con  propuestas artesanas con espectaculares diseños, que se renuevan cada año y en los que ahora la tendencia marca formas atractivas de colmena o tipo jaspeado de diamante.

Los espacios ya míticos de El Aderno van a tener a disposición de los golosos y sus familias un estupendo surtido de estas delicadezas en gusto y estética y, de hecho, Méndez confirma que cada año hay incorporaciones por el gusto de cambiar visualmente estas verdaderas obras de arte repostero, presentadas preciosas en cajas. Aparte del recogimiento que cada uno quiera dar a la Semana Santa, a nadie amarga un dulce.

El propio Méndez cuenta a atlanticohoy.com las últimas creaciones innovadoras y de producción limitada para estos días, consistentes en huevos grandes de relieve, pintados de colores brillantes, además de una variante moderna de la típica mona de Pascua; un castillo de chocolate con figuritas para disfrutar de la Pascua en familia además de los ya afamados corrales de chocolate con animalitos para los más pequeños.

Image

Por otro lado, el repostero avanza que ya está prácticamente ultimada la caja de bombones artesanos en su séptima edición, dentro de la colección de “Bombones de Autor” que creó El Aderno en el año 2008 y en esta ocasión dedicada a la artista Karina Beltrán.

Image

Recuerda Teobaldo Méndez que cada edición está asociada a un pintor canario de reconocido prestigio, figurando en la caja una obra de su autoría. El artista participa en el proceso de elaboración, comprometiéndose personalmente en el diseño y en el sabor de cada uno de los bombones.

Dicha colección será presentada en las vinoteca El Gusto por el Vino, de la capital tinerfeña, después de la Semana Santa.

Image

Valga drecordar que las monas (del árabe munna) son verdaderas esculturas modeladas con el siempre sugerente ingrediente, que en su tradición y significado es obsequio. Fue a finales del siglo XIX en Francia cuando se inició la costumbre de los huevos.

Lo cierto es que, en sus diferentes versiones, la mona de Pascua era regalo del padrino el Domingo de Resurrección, y que el ahijado iba a recogerla personalmente en su casa. La parte comestible servía como postre para toda la familia.
Era también costumbre que el niño agasajado aprovechara la ocasión para recitar ante el padrino un verso laboriosamente aprendido: la "décima". 

En nuestros días prosigue la tradición de la mona de Pascua, tan popular como siempre, y es también tradicional que en estas fechas los maestros reposteros presenten en sus establecimientos auténticas obras de arte, generalmente a base de chocolate.

Teobaldo Méndez es uno de los maestros tinerfeños en las elaboraciones de chocolate. Además de su propia evolución como repostero, ha traído a lo largo de varios años a los mejores exponentes internacionales y nacionales en el tratamiento y confección de creaciones con el cacao.
Image


Teobaldo Méndez (derecha) en plena acción en el obrador | Gentileza Abocados

Creador con ingenio, valga rememorar aquel delicado y refinado caviar... de chocolate. En una lata redonda que bien podría pasar por el producto de Beluga, las perlas de chocolate crujiente brillaban con un aspecto tentador. Puro cacao y galletita para saborear sosegadamente, como los bombones. 

Al mundo de los dulces de Pascua de la pastelería artesanal se suma, pues, El Aderno. Otro año más, estos maestros pasteleros rezuman creatividad diseñando y fabricando distintas figuras y huevos de Pascua a partir de chocolate 100% artesanal.