Jorge Brazalez, vencedor de Masterchef 2017, uno de los atractivos de Cinema+Food

“Huevos de Teror, bendecidos por la Virgen del Pino”. Así, con humor suave, Juana Domínguez, empleada del puesto de la Granja Agrícola de Teror, explicaba al cocinero Jorge Brazalez la excelencia del producto que comercializa el establecimiento.

El flamante vencedor de MasterChef visitó el Mercado Central, conversó con los puesteros y elogió la calidad de los productos locales y, por ejemplo, puso en alza la excelencia de los citados huevos “porque tienen restos en la cáscara y eso quiere decir que no han pasado por procesos artificiales”.

El cocinero granadino hizo su visita acompañado por la consejera de Turismo del Cabildo de Gran Canaria, Inés Jiménez; el gerente del Mercado Central, Fernando García; el coordinador de la Sección de Gastronómica de Cine+Food, Javier Suárez, y el periodista gastronómico Fran Belín, autor del libro Recetas antiguas de Canarias, que se presenta el domingo, a las 12.00 horas, en el Cinemax Elder, en el Parque Santa Catalina.

  Image

En la pescadería Artiles, Jorge Brazalez, que llevaba siempre consigo una botella de agua de Firgas, se hizo una foto con Soledad Bernal y sus empleados mientras sostenían una sama roquera de tres kilos. También de productos marinos canarios habló con los hermanos José, Juan y Roberto, de la pescadería Hermanos Montesdeoca, concretamente sobre el cherne, la lubina y la vieja. Sobre este último, una admiradora le indicó: “Tienes que cocinarlo como te enseñaron a preparar el salmonete en MasterChef, sobre una parrilla y con un rociado de aceite para que se le ericen las escamas”.

En la carnicería-pollería Umpihernández, el célebre cocinero, que iba seguido por cantidad de admiradores que se hacían fotos con él, departió con su propietario, José Umpiérrez, sobre el pollo fresco de Firgas; en La Carnicería lo hizo con Juan Suárez sobre el cochino negro y en la panadería-dulcería El Pan de Fran degustó, junto a Jiménez, García, Belín, Suárez y los cámaras y fotógrafos que les acompañaban, un aperitivo italiano preparado para recibirle. “Es molto bello y giovane”, decía Nancy Alosi, una de las empleadas italianas, deslumbrada por la planta y la simpatía del chef.
Image
Estrella Santana, empleada del puesto de Miguel González García, se emocionó al ver a Brazalez. “He visto todos los programas y supe desde el principio que ibas a ganar”, le dijo. Miguel González, propietario del establecimiento le dio a probar queso de flor de Guía semicurado –“no se parece a nada que haya probado”, dijo el chef- y queso de Fagagesto semicurado -“exquisito”, exclamó”. Luego, tras el mostrador, el célebre cocinero se hizo una foto con ambos y con la hija de Miguel González, Soraya González mientras sostenían piezas enteras de los quesos que degustó. 
Image

Antes que cocinero, Brazalez no fue fraile sino futbolista, y Martín Lorenzo, propietario de Frutas y Verduras Martín, le comentó al chef que tenía un recuerdo muy vivo de él, de cuando jugaba como delantero en Las Palmas Atlético.

Después de probar la piña tropical Gold de la finca Las Mirandas de Maspalomas, el cocinero se deshizo en elogios sobre su aroma y jugosidad, lo mismo que con el sabor de las mangas de Mogán. Lo de las uvas moscatel de Montaña Las Palmas, que también probó en Frutas y Verduras Martín, ya fue otra cosa. Pequeñas, completamente ecológicas y con sabor a néctar de los dioses, Brazalez entró en trance cuando se introdujo una la boca. Tras unos segundos eternos paladeándola, exclamó “de lo mejor que he probado en mi vida”.