GourmetMarket: el espacio que despliega 7 "seducciones"

Realmente apetece acudir a este emplazamiento del Sur, dentro del complejo hotelero recientemente reformado, y ponerse a disfrutar de los matices cromáticos, las especialidades étnicas, los aromas,  a la vez que propone dos plantas en las que la comodidad y excelente materia prima local son el denominador común.

El visitante podrá explorar y seleccionar entre múltiples elaboraciones y combinarlos a su gusto: ibéricos, pintxos, pescados y mariscos, bocados orientales, carnes a la parrilla, tortillas y huevos y, por supuesto, la línea dulce de los postres.

  Image

Espacio dedicado a los pintxos del país vasco | Francisco Belín

Cada uno de estos puestos, con sus cocineros al frente, propone productos de calidad contrastada, con presentaciones cuidadas y que invitan a pasar un rato distendido, de picoteo con variedad en un espacio diáfano, de gran claridad y sin estridencias decorativas: vistas increíbles. Seducen al comensal los diferentes tipos de aceitunas o banderillas, pinchos, gyozas japonesas, variedad de croquetas caseras –geniales las de setas o jamón ibérico-; uno de los aperitivos estrella es la tosta de pan de Viena rellena de setas y trufa con huevo en tempura y crujiente de clara. Ahí es nada. 

La carta de cócteles clásicos y de autor ha sido elaborada por bartenders de la escuela de Petar Marinov, coctelero ganador de múltiples premios nacionales e internacionales. El espacio dispone además de una espectacular terraza donde disfrutar de una preciosa puesta de sol en el rincón Moët Chandon.

Image

Podemos disfrutar de recorridos visuales, ver que nos apetece, compartir gustos propios: acompañar con gamas de bebidas (cervezas, vinos, vermuts, refrescos o zumos, así como, gin-tonics, combinados premium e, incluso, cócteles sin alcohol”. El GourmetMarket del hotel Iberostar Sábila dispone también de un equipo de entretenimiento con un programa que integra diferentes propuestas como música en directo con un DJ, flamenco o conciertos de guitarra.

Cada día es un reto mayor sorprender a viajeros acostumbrados a viajar y vivir diferentes experiencias en cualquier parte del mundo. Ese formato del hotel cinco estrellas recientemente reformado, con entrada diáfana a la calle –sin tener que pasar por el hall-,  está abierto tanto para huéspedes como clientes externos mayores de 16 años.

Como se ha dicho, el GourmetMarket consta de siete puestos gastronómicos diferentes, cada uno con personalidad propia especializado en un tipo de cocina o producto específico que invita a los visitantes a viajar a través del contraste de sabores. Desglosemos a continuación los espacios que vivió "in situ" atlanticohoy.com.

Image

Zona de cocina asiática | FB

Sabores Ibéricos. El rincón donde degustar la autenticidad del picoteo español: tablas de jamón o embutidos ibéricos, una variedad de tipos de aceitunas o banderillas, latas gourmet, chips de papa… y, por supuesto, una selección de los mejores quesos canarios, indispensables en un buen aperitivo de las islas. Destacan los procedentes de la quesería Finca de Uga, premiados con varias medallas de oro en la última edición de los World Cheese Awards en 2017.

Pintxos. La auténtica barra de pinchos vasca en pleno sur de Tenerife. Inspirado en la cocina más típica del norte de España, este puesto gastronómico ofrece una extensa variedad de pequeñas recetas con un denominador común, el pan, aunque no hay que desdeñar a la famosas "gildas". Elaboradas con los mejores productos, este rincón emula a la perfección las típicas barras de pintxos del País Vasco.

Pescados y mariscos. El espacio para los amantes de las delicias procedentes del mar. En este puesto, se ofrecen una variedad de pescados y mariscos frescos según la temporada para cocinarlos de forma diferente cada día – fritos, en cazuela, a la plancha… - ofreciendo variedad y sabores únicos de forma constante a los clientes.

Carnes a la parrilla. Ya sea carne al corte o presentada en forma de pinchos, cocinada en horno de leña o a la parrilla, este espacio es el templo dedicado a los carnívoros, con diferentes propuestas que cambian diariamente. En este puesto, el cliente podrá encontrar carnes de la mejor calidad cocinadas para potenciar su sabor. Gracias a la combinación de horno de leña y parrilla, la carne adopta un suave sabor ahumado gracias a la leña mantieniendo su esencia y jugosidad debido a las altas temperaturas, evitando su cocción y dejándola perfectamente braseada. Además, estas espectaculares carnes se sirven acompañadas de guarniciones de papa asada y verduras.

Image

Oriental. Un viaje a oriente a través de algunos de sus sabores más característicos. En este espacio concreto del mercado gastronómico, los chefs dedican especial atención a la elaboración al momento de sushi de alta calidad. El puesto oriental, uno de los favoritos de todos los que visitan el mercado, permite degustar exquisiteces de la cocina oriental, como es el caso del Gao Bao – pan taiwanés calentado al vapor con diferentes rellenos como panceta con salsa teriyaki, pato al curry rojo tailandés con albahaca y piña natural o de croqueta japo con atún, aguacate y mayonesa de chipotle, por ejemplo -; o las gyozas – típicas empanadas de verduras, carne o pescado.

Tortillas y Huevos. Un puesto dirigido a una de las protagonistas de la cocina española: la tortilla. Tortillas de todos los sabores elaboradas al momento, desde la versión más clásica hasta las más customizadas a base de espinacas, chorizo, tinta de calamar, salsa brava, mojo y gofio, e incluso rellenas de pollo y aguacate o setas y langostinos, entre muchas otras. En este espacio también se pueden degustar croquetas caseras y tostas a base de diferentes elaboraciones de huevos o revueltos.

Image

Atmósfera clara y luminosa para un buen rato gastronómico | atlanticohoy.com

Postres. El rincón del dulce también tiene una zona exclusiva en el mercado gastronómico dirigido a los amantes de los postres, con infinidad de caprichos a base de azúcar: tartas caseras al corte, postres en miniatura con frutas y cremosos, crepes hechos al momento con variedad de rellenos, surtidos de macarrones o helado cremoso de vainilla.