Foro Internacional de la Papa: ¿y dónde están los cocineros?

Image

BLOG CON CÚRCUMA

Más de una veintena de chefs y expertos llegados de distintas partes del planeta. Un programa abigarrado en fuentes de conocimiento. La papa en Irlanda, en Bélgica, en Perú,...

Un caudal de experiencias al servicio de la gastronomía y la restauración tinerfeña y canaria. Arrancabe este lunes 25 el II Foro Internacional de la Papa en el Auditorio de Tenerife. A primera hora el aforo se iba completando. Grupos de estudiantes con sus profesores, periodistas (gran afluencia de periodistas), ponentes,... ¡Caramba! ¿Y los cocineros? ¿Un lunes? ¿Mas que fuera un rato?
El programa se fue desgranando y la sala del Auditorio tinerfeño se fue desinchando, especialmente en la sesión de la tarde. Con la ponencia de Virgilio Martínez, ovacionado por los presentes (se insiste, una gran mayoría de estudiantes) la capacidad de aforo fue minando hasta llegar a un punto que no dice nada bueno de la actitud de aprender y reforzar conocimientos durante una oportunidad de tan alto calado como la de este foro internacional.
Image

Ponencia del peruano Virgilio Martínez, momento de máximo aforo | Francisco Belín

Acrediatarse y punto, buscar dos horas y seguir a alguno de los ponentes. Por información y detalles en medios y redes sociales que no haya sido. Cada uno tendrá sus razones pero sería un "fenómeno" a analizar. ¿El porqué?
Es que llegó un momento del desarrollo del foro, cuando iba a intervenir Omar Malpartida (Lume, Madrid) en el que los co-directores del Encuentro, Julia Pérez Lozano y José Carlos Marrero, no pudieron aguantar más con un punto de indignación. "¿Dónde están los profesionales, dónde están? Todo este despliegue es increíble y por aquí no se ve a los profesionales. ¿Es que se lo saben todo?"-
Image

Imagen "difuminada" durante la sesión de mañana. ¿Un espejismo? | FB

Realmente, si se "teaba a la sala" la mengua de público era más que perceptible e incomprensible. Efectivamente: una preparación, organización de gran calado no puede obtener esta respuesta tan exigua. Dice muy poco de la real y no la ficticia consolidación de la cocina tinerfeña. Las oportunidades se sirven en bandeja y esta esra para no perdérsela.
Así que Pérez Lozano y Marrero dieron "un golpe en la mesa" a mi juicio más que acertado y que casi se podía pedir a gritos. Esta realidad que vivimos este lunes precisa de un giro de 180 grados. ¡Hay que arreglar esto!
Y el movimiento de nuestra gastronomía y restauración, además, se demuestra andando.