FEMETE reconoce la situación de "Alerta total" en Canarias

La Federación Provincial de Empresas del Metal y Nuevas Tecnologías de Santa Cruz de Tenerife (Femete) emitió un comunicado donde avisan del peligro para las Islas Canarias por la huelga de estibadores “El conflicto de la estiba está provocando una situación angustiosa que puede colapsar la actividad
económica en Canarias y repercutir gravemente en toda la sociedad. Entendemos las demandas de las partes afectadas (sindicatos y patronal), pero nunca debemos olvidar que somos un territorio archipielágico y, por lo tanto, dependemos absolutamente de nuestros puertos y aeropuertos. De ahí que esta batalla laboral genere un estado de alerta total: económica y social. Por eso, urge retomar el diálogo para encontrar una solución antes de que el conflicto ocasione
daños irreparables”, exhorta Alberto Villalobos, presidente de Femete

“Una prueba de la dimensión del conflicto es que la estiba (carga, descarga y colocación de
mercancías) es un sector estratégico: a través de los puertos se distribuye en torno al 80% de las importaciones y al 60% de las exportaciones y la mercancía que allí se mueve alcanza los 200.000 millones de euros al año a nivel nacional. De ahí que provoque máxima incertidumbre no solo entre las 127.000 micropymes (menos de diez trabajadores) que hay registradas en Canarias y que suponen el 96 por ciento del total de las empresas de nuestro Archipiélago. Los problemas de desabastecimiento serían inevitables y afectarían de manera directa a toda la ciudadanía”, afirma Villalobos según indica la nota de prensa.