Los colectivos animalistas alertan del estrés que producen los petardos

Los colectivos animalistas Grupo Animalia y Coada han alertado de que el uso de fuegos artificiales y petardos durante estas fechas produce un estrés considerable en los animales que en algunos casos, incluso, puede producirles la muerte.

Por ello, el Ayuntamiento de Santa Cruz ha enviado un comunicado en el que sugiere a los vecinos del municipio que moderen el uso de petardos y otros efectos pirotécnicos durante la celebración de la Nochevieja.

El alcalde de la ciudad, José Manuel Bermúdez, tras reunirse con representantes de colectivos animalistas, ha avanzado que la idea del Ayuntamiento es comenzar a elaborar, durante el año 2018, un documento que regule el uso de petardos y otros elementos pirotécnicos tal y como ya han hecho otros consistorios.

Tanto el Grupo Animalia como Coada consideran que las explosiones derivadas de la pirotecnia causan miedo y pánico en los animales, que reaccionan de manera incontrolada y peligrosa.

La presidenta del Grupo Animalia, Sandra Barrera; y la presidenta del Colectivo de Abogados de Derecho Animal (Coada), Lucrecia Roldán pidieron la paulatina incorporación de la pirotecnia sin ruido, tal y como sucede por ejemplo en la ciudad italiana de Parma, que permite a los ciudadanos disfrutar de los colores y la diversión de la pirotecnia, pero sin causar molestias a perros, gatos y pájaros.

Tanto el Grupo Animalia como Coada consideran que las explosiones derivadas de la pirotecnia causan miedo y pánico en los animales, que reaccionan de manera incontrolada y peligrosa.

Los fuegos artificiales silenciosos, en cambio, hacen menos ruido y generan menos estrés en las mascotas. Según las representantes, estudios científicos conectan estos espectáculos con efectos de desorientación y abandono del nido en el caso de las aves.

En mamíferos con el oído más agudo que los seres humanos, como sucede con los perros y gatos, los fuegos artificiales generan graves trastornos de ansiedad, han agregado.