El presidente de la Generalitat da 48 horas a los alcaldes para utilizar los colegios electorales

Puigdemont pone en conocimiento de los alcaldes la secuencia vivida ayer en el Parlament.

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha comunicado por carta a los alcaldes catalanes que el Govern prevé utilizar los colegios electorales habituales en todo proceso electoral, para el referéndum convocado para el 1 de octubre y les da 48 horas para confirmar la disponibilidad de los locales.

En la misiva, enviada anoche tras la firma del decreto de convocatoria del 1-O y a la que ha tenido acceso Efe, Puigdemont pone en conocimiento de los alcaldes la secuencia vivida ayer en el Parlament, primero con la aprobación de la ley del referéndum de autodeterminación y después con la firma de los decretos de convocatoria y de normas complementarias.

"Nos dirigimos a usted con el objetivo de comunicarle que esta administración electoral del gobierno de la Generalitat de Cataluña contará con los locales que se utilizan habitualmente en su municipio como centros de votación y que fueron utilizados en las elecciones al Parlamento de Cataluña celebradas el pasado 27 de septiembre de 2015", señala el presidente catalán.

Puigdemont concluye la carta subrayando que "la confirmación o la comunicación de las variaciones que pueda haber en relación con la disponibilidad de los locales indicados debe producirse en el plazo de 48 horas" por medio del correo electrónico.

El Gobierno recibirá hoy ese dictamen y Rajoy convocará una reunión extraordinaria del Consejo de Ministros para aprobar la presentación del recurso ante el TC en el que pedirá la impugnación de la ley.


Rajoy recurrirá
El jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, ordenará hoy presentar un recurso ante el Tribunal Constitucional (TC) contra la ley del referéndum aprobada ayer por el Parlamento de Cataluña y recibirá el apoyo para ello de Pedro Sánchez y Albert Rivera, con quienes se entrevistará en el Palacio de la Moncloa.

Después de que anoche el Parlament aprobase esa ley con los votos de los diputados de Junts pel Sí y la CUP, Rajoy pidió de inmediato un informe al Consejo de Estado para que avale ese recurso.

El Gobierno recibirá hoy ese dictamen y Rajoy convocará una reunión extraordinaria del Consejo de Ministros para aprobar la presentación del recurso ante el TC en el que pedirá la impugnación de la ley.

No hay hora fijada para la reunión de Rajoy y sus ministros, pero sí para las que mantendrá en Moncloa con el líder socialista y el presidente de Ciudadanos y en las que se ratificará el frente común ante las pretensiones de los independentistas de convocar un referéndum el 1 de octubre.

El jefe del Gobierno se ha citado a las 12:30 horas con Pedro Sánchez y a las 17:00 horas con Albert Rivera después de las conversaciones telefónicas que mantuvo ayer con ambos para analizar las decisiones del Parlamento de Cataluña sobre la ley del referéndum.

Para actuar contra ellas, Rajoy dio ayer instrucciones a la Abogacía del Estado con el fin de promover ante el TC un incidente de ejecución de sentencia.

El informe del Consejo de Estado previo al recurso del Gobierno ante el TC debe ser tramitado hoy a primera hora por su sección primera.
De las ocho de que consta esta institución, es la encargada de las cuestiones procedentes de la Presidencia del Gobierno y de los ministerios de la Presidencia y para las Administraciones Territoriales y de Asuntos Exteriores y Cooperación, así como los temas relativos a conflictos sobre la autonomía local.

El dictamen inicial de esta sección se trasladará después a la Comisión Permanente del Consejo, que está formada por el presidente, los consejeros permanentes y el secretario general.

Ya estaba prevista para hoy una reunión ordinaria de esta comisión, que deberá incluir en su orden del día la solicitud del jefe del Gobierno.

Hoy Rajoy tendrá otra cita en Moncloa, la que a partir de las 10:00 horas tiene prevista con el presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, y en la que será inevitable que aborden el momento que se vive en Cataluña.

No obstante, el objetivo central de la entrevista tiene que ver con cuestiones relativas a la relación entre el Gobierno central y el de la Comunidad Valenciana

En un pleno insólito y sin precedentes, entre múltiples suspensiones para reunir a la Mesa para valorar las objeciones de la oposición a los pasos dados por las fuerzas independentistas, el Parlament ha aprobado la ley del referéndum.

Aprobada la ley

La Mesa del Parlamento catalán ha admitido a trámite esta madrugada la ley de transitoriedad jurídica y fundacional de la república, la principal ley de desconexión con le Estado impulsada por Junts pel Sí (JxSí) y la CUP.

El acuerdo se ha adoptado al filo de la una de la madrugada, con los votos a favor de los cuatro miembros de JxSí en la Mesa, incluida la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, el voto contrario de los representantes de Ciudadanos y el PSC y la abstención del representante de Catalunya Sí Que Es Pot.

La oposición en el Parlament, sin embargo, ha pedido la reconsideración de la admisión a trámite por parte de la Mesa, en cuya reunión el secretario general de la cámara catalana, Xavier Muro, ha advertido a los presentes de que la tramitación de esta ley está afectada por los autos del Tribunal Constitucional (TC) sobre el proceso soberanista.

La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, de hecho, ha vuelto a suspender el pleno para reunir de nuevo la Mesa, que deberá valorar, entre otras cosas, la petición del PSC para reconsiderar la admisión a trámite de la ley de transitoriedad.

En un pleno insólito y sin precedentes, entre múltiples suspensiones para reunir a la Mesa para valorar las objeciones de la oposición a los pasos dados por las fuerzas independentistas, el Parlament ha aprobado la ley del referéndum y después el Govern en pleno ha firmado el decreto de convocatoria del 1-O.

Pero el pleno sigue entre interrupciones constantes para que se reúna la Mesa para estudiar las peticiones de reconsideración de la oposición, que ahora rechaza la elección de los cinco miembros de la Sindicatura Electoral del referéndum y la admisión a trámite de la ley de transitoriedad.

JxSí y la CUP prevén aprobar este jueves la ley de transitoriedad jurídica, aunque no entraría en vigor hasta que se haya celebrado el referéndum, siempre y cuando gane el 'sí' a la independencia.

La ley de transitoriedad establece un periodo provisional para regular el tránsito entre la Cataluña autonómica y la independencia, para evitar un vacío legal en esta hipotética situación.