La literatura activa contada por los escritores

Hay muchas herramientas y formas de llevar a la Competencia Lingüística. Mi pequeña experiencia me lleva a utilizar la de acercar a los autores al aula, a veces "in situ", con su presencia directa, y otras muchas acudiendo a la fuente, a la belleza del texto. Es lógico que el alumno rehuya la lectura. ¿Éramos nosotros grandes lectores a su edad? Muchas veces rechazábamos cualquier obra impuesta, sin embargo eran aquellos, los que fueron nuestros profesores, nuestros maestros, quienes nos atraían hacia la novela elegida o hacia el fragmento de aquella obra que se relacionaba con el tema tratado. Estaban haciendo animación hacia la lectura. Hoy toca seguir haciéndolo y mucho más teniendo al gran competidor al lado, el mundo digital, que se apodera de nuestros jóvenes, de nuestros alumnos. Quizás hayamos de aliarnos a ese mundo, el digital.

Me he puesto a repasar estos días programaciones y notas de aula desde que comencé en esta noble profesión nuestra. Lo he hecho para preparar otra reflexión de “EduKando”. Me ha servido para darme cuenta de que me ha podido, para bien mío y de nuestros alumnos, el amor por la literatura, por los textos, por la lectura. Este gusto por la lectura activa me nació de un gran profesor y catedrático de Instituto, del que he hecho mención más de una vez, el bueno de José Juan Pérez Pérez. Recuerdo aquellos días en los que el traía al centro a Rafael ArozarenaAlberto Vázquez FigueroaJuan Manuel García Ramos, entre otros, y nos permitía ese momento de tú a tú, con el autor. Esta semana, gracias a mis compañeros de Departamento de Lengua Castellana y Literatura, y a todo el trabajo que hacemos, hemos contado con la suerte de iniciar las charlas que tenemos programadas para los alumnos de ESO y Bachillerato en este Curso 2019-2020, visitas concretamente de diferentes autores, como han sido la presencia en el Colegio de la autora Cecilia Domínguez, así como del novelista Mariano Gambín. Se trata de engrandecer el Plan Lector de nuestro Colegio Virgen del Mar, pero especialmente se trata de agrandar el placer por la lectura y escritura en nuestros alumnos, haciéndolo de forma activa y efectiva, aprendiendo haciendo, y además, también, empleando para ello medios digitales y la comunicación en sí.
A todo ello se ha unido el uso de nuestra radio.colegiovirgendelmar.com, que lleva con nosotros desde el pasado mes de marzo del presente año 2019, y que en esta ocasión la hemos empleado para entablar una charla en abierto, alumnos-autor, tanto con Cecilia Domínguez como con Mariano Gambín. He decirles que nuevamente queda demostrado que si quieres enseñar en competencias, has de hacer a los alumnos competentes, y eso –creo yo- se consigue partiendo de unos contenidos que luego den herramientas, ipso facto, casi, a los alumnos para que actúen y pasen a la práctica.
Aquí les dejamos el MP3 de la grabación del programa con Mariano Gambín -pulse aquí-, realizado por alumnos de 4º de ESO.
Mariano Gambín en el Colegio Virgen del Mar.
Todo el mundo habla esta semana del último informe PISA y del supuesto fracaso de España en Ciencias y Matemáticas. No quiero, por ahora, meterme en esos derroteros, sin embargo sí he de decirles que el día a día a mí me dice que lo estamos haciendo bien. Quizás contemos con dificultades, pero se está trabajando y se consiguen pasos con nuestros alumnos. De todas formas, sobre PISA me gustaría escribir la próxima semana.

Ahora, con la radio, como antes nos pasó con el periódico digital, veo cómo los alumnos se meten en la elaboración de contenidos, preparados y finalizados por ellos mismos

Mundo lector = mundo de la comunicación
Quiero reiterar que todo se basa en hacer pensar a los alumnos, en darles contenido para que ellos “per se”, y con nuestro seguimiento de cerca, escriban y lean. Los resultados los veo a diario. Ahora, con la radio, como antes nos pasó con el periódico digital, veo cómo los alumnos se meten en la elaboración de contenidos, preparados y finalizados por ellos mismos. El mundo del lector está en el mundo de la comunicación. Da igual la edad, la radio es un medio vivo que promueve la comunicación y que hemos de seguirla empleando. Facilita además la lectura y comprensión de los textos y agiliza las tareas de redacción de nuestros alumnos. El trabajo radiofónico resulta un estímulo que potencia las actividades escolares desde diferentes perspectivas: refuerza el trabajo en equipo; fomenta el debate y la profundización de los temas; estimula el uso de la comunicación oral, enseña a utilizar la voz, amplía el vocabulario, entre otras muchas cosas, e incluso, como me ha pasado esta semana nuevamente une literatura con radio, y los chicos entienden el para qué de la literatura, desde la radio.
En definitiva, desde la Lengua, y desde todas las áreas, queremos seguir fomentando el expresarse; incitar a la reflexión y al respeto por el interlocutor; responsabilizar a los chicos y chicas en una tarea que va más allá de la actividad escolar. Además, los mismos alumnos, otros niños y adultos –sus oyentes- pueden evaluar su trabajo.
La radio es un fin para la creación literaria que posibilita el estudio, la reflexión y el debate a partir de una fórmula divertida. No lo imaginen, les animo a que lo hagan, y sigamos “EduKando”.